sábado, 13 de septiembre de 2014

Voz alzada....




Las ancianas viven 
en los albores de la luna
Por el primer rayo del sol
Por el arcoiris del Océano maduro
Por el manto celeste del río 
y la voz dormida del Árbol milenario.


Sus frutos cuelgan 
en gotas de cristal por el Foye
y la sangre de Quitral
y que canta su voz mágica
Por los pliegues del bosque
Donde baja danzando 
un celeste resplandor ...


y en mis huesos  alojados
brilla un ápice de la huella
el Signo vivo ancestral
conteniendo en un grito alzado
la fecunda memoria 
que en mi suelo prevaleció !!

Meulen / 2014

***************************



  • El copihue rojo  (1953)

  • Rayén Quitral  (1916-1979)
    "Soy una chispa de fuego"  (de El copihue rojo


  • Por Juan Dzazópulos Elgueta 

  • Abril, 2010

      "La soprano chilena Rayén Quitral, paseara paseara su voz privilegiada por los escenarios del Mundo Durante Los Años 30 y 40 del Siglo XX,  siempre tuvo una honra reconocer que era un apellido de origen indígena  (mapuche) y su nombre  artístico significa " flor de fuego "en esa lengua.


    Copihues Rojos (Flor Nacional de Chile)

    14 comentarios:

    SENTIR LA POESÍA - JOSÉ RUIZ dijo...

    ¡Buen domingo, Meulen!
    Me gustó tu poema. Especialmente las dos primeras estrofas.
    Además, me gustó el tema que tratas.
    Muchas veces la sociedad solo se fija en los niños, hasta puntos a veces ridículos. Todo por y para los niños. Olvidan que todos somos iguales y que también hay que cuidar a los mayores. Lo mismo vale la vida de un niño que la de una persona madura.
    Saludos.

    Mª Jesús Muñoz dijo...

    Meulén, bello homenaje a tus orígenes amiga...Esas ancianas sabias y sempiternas aún vibran en las voces, en los frutos y en los paisajes de la naturaleza...Laten en tu sangre y tu recoges su grito y su signo ancestral...Tus letras nos llegan con la pureza misteriosa y milenaria de la tierra madre, que nos dió el ser...Bella la voz y el alma de la virtuosa cantante, que nos traes y que no conocía, amiga...
    Mi gratitud y mi abrazo grande por tu buen hacer y tu cercanía siempre fiel y constante.
    Feliz domingo, Meulén.
    M.Jesús

    poemas lichazul dijo...

    las mujeres somos un compendio (no así los hombres) que a través de los siglos sigue sucediéndose independiente de las latitudes , es algo que que nos aúna en la misma matriz terrenal

    besitos y buena semana
    mi madre cantaba una canción que comenzaba...En las aguas del Toltén, tras tupido matorral, con donairoso vaivén, lava la india su chamal...

    Maria Rosa dijo...

    Toda una historia viva es tu poema. En cada célula, en el interior de nuestro yo interno la milenaria figura de nuestros antepasados sigue latiendo, a pesar del mundo que parece correr en sentido contrario, ellos están.
    Un abrazo Magdalena, gracias por derramar sentimientos en cada poema.

    mariarosa

    Meulen dijo...

    José
    se agradece ese sentir ...obvio que debemos aunar pensamientos de reconocimiento por aquellos y aquellas que nos han legado todo su enraizar de historia que es fruto de lo que conforma una historia, una comunidad , una familia...

    gracias!

    Meulen dijo...

    María Jesús
    dices muy bien el tejido de estas palabras...
    recordando a mi abuelas y tías viejas vino a mi memoria sus palabras y sentir que tienen plena vigencia en mi y en mis sobrinas...ese día d emi cumple compartimos mucho de eso y mas...

    Es una grandísima mujer la voz de Rayen Quitral...que tiene legado en este país...

    Felices días ppr tu lar!

    Meulen dijo...

    Querida Elisa

    en ese sentir homogéneo vamos en la vida subsistiendo
    batallando , que de laguna manera las enseñanzas de ellas viven en nosotras y las nuestras seguirán vivas en las otras!

    Y si seguimos cantando el Huincaonal!!

    feliz fin de semana y semana buena a tu hacer!

    Meulen dijo...

    María Rosa

    Tú comprendes bien ahí amiga esta corriente de vida...que vive en nosotras y que se proyecta en el futuro

    quedemos con lo que ellos nos regalan!

    bss

    Taty Cascada dijo...

    Y vivimos en ellas, en sus ojos, en todo aquello que ellas nos enseñaron. Mujeres bellas de corazón tan rojo y hermoso como el copihue.
    Solo espero mi querida compatriota que bailes y comas ricas empanadas, que yo ya estoy preparándome para elaborar las mías. Ya llegará el día que te invite a mi mesa y conversemos de poesía, mientras rica comida nos acompañe.
    Besitos y Felices Fiestas...

    lillymarmat dijo...

    Precioso este poema y qué apropiado para estas nuestras fiestas patrias.
    Te deseo que lo pases muy bien y que descanses también. Cariños de Lily y mil gracias por leer mi blog.

    Meulen dijo...

    Taty
    de más que si que me gustaría alguna vez conocer a alguien de los muchos que se comparte en la red de la poesía...una vez intenté reunirme en Santiago con personas que escriben en textale.com , una de las tantas chilenas que anda allí y al fin no se pudo...la capital absorbe, espero si alguna vez lograrlo con alguien de aqui...me complacerá mucho hacerlo y poder conversar la palabra...

    que tengas felices fiestas, espero pasarlo bien !

    Meulen dijo...

    Lily
    eso espero un poco descansar de preocupaciones que no faltan...pero hay que darse ánimo no más...

    te dejo mi saludo y tengas buenas festividades patrias!

    Sara O. Durán dijo...

    Qué preciosa entrada Meulen y además de tus palabras tan sensibles me han encantado las imágenes.
    Un beso anisado.

    El collar de Hampstead dijo...

    Lindo.

    "flor de fuego"...pero qué nombre tan precioso...

    Besos