viernes, 26 de mayo de 2017

Tú en mi noche.


No me alcanza este mar infinito
no me alcanza todo el brillo de la luna
tengo sed de tu voz
de tu risa, de tu sabor
del fruto maduro de tus labios
el perfume insaciable de la piel
por eso beberé de tu agua 
inacabable de dulzores
así, 
me hundiré en la plenitud
cual gota absorbida
por el desierto seco.
Soy la rosa vibrante en tu ser.

Tú en mi noche 
eres toda el agua viva
dadora de  placer.

Meulén/2017
 (De, Poemario creativo)


miércoles, 24 de mayo de 2017

Por sus sueños...


Viento sur
ráfaga acerada
traspasas metal
la levedad plástica
de una plancha...
Y se estremecen
las voces sin certezas
o se apodera un silencio
incómodo y mustio
que dormita en el alero
del techo vetusto
y los pajarillos
parecen reclamar
por sus nidos de arañas
mientras se enmudece
la mañana


y la iglesia canta
su oración piadosa
Ah...salvenos
de toda arrogancia
de toda incerteza
que se ha instalado
a través de este 
tejado mohoso
cual casa olvidada
abandonada 


y no dejen de venir esos días
en que el sol la viste
de color amaranta
para que sus moradores
ilusionen otra vez
la flor madura
de una esperanza
sean sus sonrisas
sean los cantos
sus voces castas
pedir por sus sueños
limpios y luminosos
que se encienden 
risas  de querubines
alegrando , sosteniendo
razones de vida
cada mañana.

Meulen/2017

Las fotos son de diversos años y hasta hoy en mi colegio Pillanlikan, por el cual luchamos cada día , para avanzar en la educación de los niños y niñas, queriendo prevalecer en este tiempo de incertidumbres y que anhelamos tener una seguridad efectiva y poder seguir adelante, seguimos buscando soluciones, aunque a veces todo se vuelve gris, la esperanza está en la convicción de que lo que hacemos , lo realizamos con entereza y sobretodo mucho amor a la labor educativa.
Gracias a todos(as) los que hacen posible esta obra.



jueves, 18 de mayo de 2017

Flor caída del árbol.


Viene bajando la pena
de lo alto , a lo bajo
hasta hundirse en el mar
donde espera el barco.
Nadie puede conformarse
con aquel cortejo de espanto
pensar que antes corría
por campos de alegrías
y ahora la sonrisa
se curva y se hunde
tras el sol del quebranto.



Ay! flor caída del árbol
te llevas las esperanzas
el brillo de los astros,
abandonados las manos
y vacíos los abrazos
¡cuánta pena no gritada
llevan tras tuyo
los sonámbulos
Ay! cuánto dolor habido
flor caída del árbol.

Todo parecía decir
que naciste fecunda
como trébol, como cardo
por corona los rosales
por calzados los nardos.



¡Qué viento sería aquel
que una tarde te dejó temblando
y se fueron a dormir bajo aromos
los pensamientos de pájaros
y caíste en sopor tan largo
que parece que un corro
de querubines traviesos
te hubiese secuestrado
ya no volviste a correr
tras la fila de patos
ni en el río pudiste nadar
con los peces de estaño!

¿Qué hendija es la que abre
que hendija es la que cierra
cuando una niña de duerme
aún sin florecer primaveras?
¡qué pena es tan honda 
tan desesperada y tan suprema
o es ganancia para el cielo
la lumbre de su estrella?

Hoy me quedó pensando
al dormirse la luna etérea
todo de mi se huye
entre nubes de seda
y en un rosario encendido
voy desalojando la pena!

Meulen/2017



domingo, 14 de mayo de 2017

Renuevo


















Hacia tus sueños

vuela mi alma

horizontes conocidos

recorre bosque líquido

del mar celeste de tu piel

ave de fuego  entregada a mi paso

atrapo  en mis manos
de tu corazon la amarillez 
alza vuelo la golondrina 
para llenar de luces
el naufragio de los silenciados
y mañana como otra luna amanecer. 

Así
Volaron mariposas celestes 
entre tus manos

ramaje florido

recién nacido al sol

buscan,  afanan

el sendero del ser...

registran la huella madura

resguardan semillas del ayer

empapan la lozanía 
por la tierra fértil
elementos disueltos

para todo rehacer
quedan temblando en la hoja
las gotas del rocío
que encienden luces 
a lo magno
y se abren los ojos
por caminos de vida y luz
que has de merecer. 

Meulen/2017



lunes, 8 de mayo de 2017

En el centro del corazón.















(Mi madre y sus nietos)

En la palma de la mano
entre los dedos enzargados
la mejor diadema ha florecido
tan solo al pensarte vivo
que tu amor está latiendo
en mi sangre almacenado
todo ese sentir sellado
y de todos mis cuidados
en el centro del corazón. 


Prende velas de alegrías
por la estancia vivida
prende alas de azucenas
alejando toda pena
que lo que se levanta dentro
es el mejor sostén 
de todo lo nuestro
y se almacena la más querida
flor de nuestra vida
la ofrenda milagrosa
a los pies de la dadivosa
se instala por sentir 
y pensamiento
borrando todo dolor...


y se hace una belleza
recordar toda la grandeza
que de su amor dejó en la mesa
y que hoy los amados
dejan también sus dones
lo que de suyo aprendieron
a sembrar en el camino
a pesar de los dolores
enjambres de bondades
y  pimpollos de dulzor.










Venga la sonrisa cierta
a quedarse en esta huerta
que sus hijos e hijas plantados
están al buen cuidado de Dios
y nos lleva por el sendero
del despertar verdadero
encendido en el centro del corazón.

 


Mi madre gustaba preparar ricos alimentos y  sabrosos y le encantaba adornar la mesa con flores del campo que salia a recoger por el camino, ramilletes en algunos floreros improvisados por nuestra casa.

Recuerdo que ella nos enseñó a hacer rápidas y prolijas en nuestras tareas  , revisaba nuestras quehaceres y en la mesa mientras compartiamos el pan , ella nos enseñaba como debíamos hacerlo mejor y después aprendí a que se pueden contar historias ,cuentos inventados por ella o que de los que aprendió desde niña a sus nieto y nietas, de esa manera ellos comían sin demora... y si recuerdo aún cuando mi hermano Mauricio pequeño y algo caprichoso la obligada a relatarle el cuento de la zorra que se hizo compadre del gallo, para zamparse a sus polluelos, aún me rio de eso...
La magia de su amor nunca se ha perdido.
Gracias madre querida , que sigues encendida en nuestros corazones.

El BRAZO DE REINA.
Brazo de reina 
 Este es un exquisito pastel muy tradicional en Chile.
Mi madre lo hacía  relleno con manjar (dulce de leche), o mermelada, la de ciruela,  que era la que más le gustaba y porque la preparaba con las ciruelas de su huerto.
 Ideal para la hora del té o incluso como postre. Cuando chica recuerdo que era muy típico servirlo a la hora del té. 

Ingredients
  • 6 huevos
  • 1 taza de azúcar flor cernida (azúcar impalpable)
  • 1 taza de harina cernida
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • Manjar (dulce de leche, mermelada)
  • Azúcar flor para espolvorear (azúcar fina)
Instructions
  1. Batir las claras a nieve e incorporar suavemente el azúcar, sin dejar de batir. Agregar las yemas de a una, luego la harina cernida con polvos.
  2. Vaciar a la lata del horno forrada con papel de mantequilla enmantequillado, emparejar y llevar al horno pre-caliente 350°F (180°C) por 8 a 10 minutos (sin dorar). El tiempo de cocción puede variar dependiendo del horno.
  3. Volcar sobre el papel espolvoreado con azúcar flor, desprender el papel en que se horneó, enrollar rápidamente ayudándose con el papel en que se volcó y dejar enfríar.
  4. Desenrollar y rellenar con el manjar y volver enrollar.
  5. Espolvorear con azúcar flor.
*No es que me anime a hacer una delicia como esta, pero nunca se sabe , puede que más tarde pueda hacer la obra.

jueves, 4 de mayo de 2017

Yo no me llamo olvido.

Imagen relacionada
Yo no me llamo olvido
soy velamen desplegado
a los ojos deslumbrantes
de la luna
soy chispa desaforada
huida del verde sol
soy espuma condensada de glaciares
ese destello azul de magia
del vestigio de la flor...

Yo no me llamo olvido
soy la voz de los silencios
encumbrados en helicópteros
de algodones
arrancando al arcoiris
una celeste anunciación
estallando al alba 
una revelación
reflejo del lucero
haciéndome niebla deshuida
en bosques de misterios
arropados por su cuenco disgregado
la celeste concepción...

 Imagen relacionada

Yo no me llamo olvido
me hago espuma de montaña
señal de latidos
suspirando bajo corteza del árbol
del vientre arañado de la Tierra
líquidez aromática
vibrante desde la raíz
para asirse al destiempo
o dormir en el océano
de la desmemoria...
de lo visible e invisible
lo ruidoso, lo callado
señales de los aurores 
contemplando la grandeza 
del despertar
la sombra invisible del parto
de otra desconocida voz
semilla elemental...

 Resultado de imagen para hombre tierra

Yo no me llamo olvido
germino en tus huesos putrefactos
hierbo y me amalgamo
en el óxido de tu sangre fermentada
en la reseca simiente
que cuando ya te vayas y cierres
los ojos sin un nombre
aún ahí en esa aparente sequedad
de la existencia magra
estaré yo...
seguiré en el pálpito indescifrable
del desvarío
de los desesperos 
por descubrir la chispa invisible
la mínima gota del resplandor 
lo que supones que quede
después del silencio eterno...
            la agonía
cuando el último aliento
se extinga
y nada recuerde tu pie
y tu corrupción...

Yo no me llamo olvido
nada soy o lo soy todo
y seguiré siendo
por la recóndita hendija
 del universo
ojos sondeando la nada
por el infinito sin fin
sin mediar lunas , ni soles
seguiré existiendo
en la insondable vibración.

Meulen/2017

 Imagen relacionada