domingo, 27 de mayo de 2018

Tal vez no es tarde.


Mar afuera aletea la tarde
           y tal vez no es tarde
para poderte encontrar
          y transitar juntos
el camino de la vida
         pues en todos los suspiros
que estremecen mi alma pensativa
             se escucha un aliento
mitiga la pena
          que las ausencias 
                     han venido a dejar.

El otoño asoma por mis ventanas
negada al no olvido,  vivo de la evocación
                porque encontré el signo a mi destino
el sentido profundo de una comprensión
la parte que faltaba para conectar el amor.

El tiempo compañero diluye
             toda la nostalgia
y venga trayendo esa sustancia
            que riegue mi alma
de un nuevo dulzor
              y dibujen en los volantines
del universo
            el signo fecundo
                  que regala la fuerza
                              de un noble corazón.

Meulen/2018.-



miércoles, 23 de mayo de 2018

Ofrendas.


Te ofrezco
mi mar serpenteante
plenos de ojos
de lunas plateadas
de aves traslúcidas
en cada amanecer
caracola armoniosa
 durmiendo en la  boca
plena de grillos
arrullando la existencia
eterno cantar...

En el paño celeste
vuelan las mariposas
la sonrisa desplegada
cual color de arcoiris
danzante en el vestido de olas
todo lo grandioso
rebrotará para ti


Te ofrezco
esta nueva mañana
que me ha nacido en los ojos
en las manos , en la boca
lengua de fuego ardiente
que el divino encendido
ha depositado en el corazón.

Sí, te ofrezco el azul
estela florida
cargada viene de semillas
entraña viviente universal
la brisa sigue su voz de espuma
que despertará a tu lado
en ese nuevo renacer

Meulen/2018.-


domingo, 20 de mayo de 2018

¿Por qué te lloro?



¿Por qué te lloro?
en esta  hora
de mi silencio
de mi abandono
del no recuerdo
de la nostalgia hecha palabra
imagen borrada
imagen sin luz
sin nombre
en una esquina vacía
por donde deambula errante
mi corazón…

¿Por qué te lloro?
Si ya no existes
en esta cadena de angustia
hecha madeja de miedo
hecha de espera sin retorno
sustancia que convoca
a plena desolación
pues entre cenizas quedaron
las fotos como testigo
de algo parecido al amor
de algo que se asomaba
por la rendija del cielo
por el pestañear
somnoliento del sol
por esa comisura abyecta
de una soterrada sonrisa
presagiando la negrura
la torcida de otro farol
y se quedó otra vez
entre ese arcoíris pálido
temblando y en martirio
justo en el instante
en que la gris nube me cubrió

Así, un estallido
montaña arriba
perpetuó un olvido
que quiere seguir  vivo
aunque se haya apagado
el último rayo de mi fulgor...

¿Porqué te lloro?
Si ya no encuentro en el camino
ni la mano amiga
que por tantos momentos
estaba sosteniendo la mía
por esa calle
donde el río de lava
se llevó mi pobre ilusión.

Meulen/2008 -2018

Un poema entrañable para mi, pues es de los tantos poemas recopilados que surgieron cuando tuve que salir desplazada desde la ciudad donde vivía por mas de 23 años,  eso fue el 2008, a causa de una erupción volcánica, debí emprender nuevos rumbos, dejando atrás toda una vida ,aparentemente realizada y sin zozobras, había que levantarse y volver a enfrentar la vida , que ha sido compleja hasta ahora, mas hay que seguir en la lucha y que de todas maneras cada año regresa la historia a recordarnos lo frágil que somos y debemos aprender siempre, que a pesar de los reveses que nos provoca la naturaleza, debemos seguir adelante.


la que era mi casa

la ciudad después del aluvión...

el volcán después de su gran erupción, dueño en toda majestad del lugar.Chaitén.






jueves, 17 de mayo de 2018

Huellas.



Suspiro a escondida
     de la noche
               de la luna
caminos han dejado huellas
          en un triángulo de tristeza
              alegría, ensoñación,

Se cuela por la espalda
           como lastre
 otro mañana
          en un eventual "quizás"
o un "tal vez" , indecisión...

La tierra nos sigue reclamando
         sobre el lomo ardiente
                de una montaña
presagios que no me quieren soltar
              lo que fue no regresa...
en una caracola vacía
      -tiempos ya borrados-
          se depositó un pedazo
                                del corazón...

Y queda  un aliento
          un suspiro eterno
              es fecundo 
                    en el silencio
y en medio del desconcierto
              renace una certeza
lo que brilla en esos ojos
             el fuego  intenso
                        de una nueva pasión.

Meulen/2018