domingo, 16 de febrero de 2020

Placer de sentirte.


No puedo retener un nombre
una sola palabra no basta
que aflora como capullo de cardo
como ola de fuego
viento desaforado
lágrimas sin sombras
remolino de hojas
vibran por el canasto de agua
lámpara de luz azul
vibrando como el cristal...


Sus destellos abrazan
y danzan en arcoiris
peces-pájaros despertando
sobre el oleaje del mar
la voz se hace líquida
como despertar reluciente
montaña adentro 
al fin renacer.

Hoy no retengo nada
solo el placer de sentirte
en un nuevo amanecer.

Meulen/2020

viernes, 14 de febrero de 2020

Casi olvidados...casi malditos...

(Pintura , del año 1998 en tempera )

Quien comprende del todo tu dolor?
 ese miedo lacerante
que recorre tu ser
tras la cortina cerrada
casi olvidados
casi malditos
almacenando la peste
que de tu culpa no es...
cual ovejas encerradas
al cuidado del severo pastor
no parece haber piedad
en su hora mustia
de ojos sin ojos
de gritos sin gritos
de lágrimas sin agua
la dura peregrinación.
Raza humana maldecida?
estruja la Tierra su rabia?
encarcela a su opresor?

De cuanto miseria inyectamos
al suelo, al aire, al agua?
de cuanta basura necesaria
para los fierros , la armazón
sustancia de un progreso despiadado
de la mano que oprime
en su poder solo por poder
y destrucción...
hoy , allá en oriente lamento
se extingue de a poco...
que se dispersará  a  otros
acaso en descontrol?
o insano control?

Vi de sueños presagios hoy paridos
que están tapando el sol
la suerte fue echada
duele su número diario
batalla perdida ?...
dejemos el orgullo
hay una llamada desde el corazón
tú,  hijo del dragón
más pronto que tarde
se anule lo maloliente
se extinga la maldición
y de sus raíces crezca
un nuevo loto
que te fragüe el alma
en la fuerza del real amor.

Meulen/2020

jueves, 13 de febrero de 2020

Dejame la puerta abierta.




Déjame una puerta abierta
           de tus ensueños amor
que yo rondo cada noche
           desde las cuatro esquinas del universo
y me baño en el reflejo

           de tu sueño  celeste y amaranto
deshaciendo la distancia feroz
          deshaciendo desconsuelos del corazón
deshaciendo tristezas
          ausencias que no son materias
para deshacer el fulgor de la flor
          y grito en el mar de la vida sin desvelos
las palabras que funden agua y sol
          y se hace la simiente valerosa
para sembrar en tu regazo
        semilla que perdura

 mas allá de este tiempo
        voz poderosa de la sangre cobre 
torrente de luz proyectado al infinito
         nota perenne sonando eterna en un diapasón...


Déjame una puerta abierta 
         que en tu ensueño azulado
                 se cuela sempiterno el amor!


Meulen/ Del 1998 — 2020

De mi poesía reeditada de años atrás.

Sea un poema especial para los que siempre suspiran con poesía de AMOR.

viernes, 7 de febrero de 2020

Bajo el árbol


Arriba en la copa 
se balancea su cabeza encrespada
      como la mía la jala el viento
de todas las horas
     porque aquí no hay diferencia 
sea un día nublado o lluvioso
     o apenas cálido...el viento
siempre el viento lacerando la carne
     su corteza , hiriendo la piel
las huellas de los dolores
     que marcan paso del hombre
tembloroso y arrogante
     mirando con desdén
el vuelo de las bandurrias
    que ya durmieron su sueño
trasnochado
    porque ahora se acostumbraron
a vivir en la ciudad
    y observar desde el árbol
el paso tambaleante
    del andante diario
de noche o de día
    de la hembra herida de calle
de las luces serpenteantes
    golpeando su haz frío
en la manta de cartón 
    del vago que tiene
su cama y  su baño
    bajo el árbol
que huele a distancias 
    perfume del licor
que escucha con paciencia
     la voz iracunda que habla 
de mil cosas y de nada
    sumido en su mente
la distorsión 
     de su ser y los otros...

El árbol sostiene 
    el soplo de vida
que un día amanecerá
    durmiendo su sueño eterno
             bajo sus pies...

Meulen/2020



jueves, 6 de febrero de 2020

En la otra orilla del olvido.




Quisiera encontrar la puerta
donde se fueron tus pasos
peregrino
dejaste silencios eternos
palabras sin pronunciar
caricias imaginarias...
se perdió otra lucha

otro intento por sostenerte
Amor fugitivo
esperanza deshechas
en lamentos , en toscos decires
refugio de abrojos
por la maraña de ojos
de manos
de versos ensalobres

palabras oxidadas
se deshicieron una a una
los dulces jazmines
escritos en huellas lacerantes
abriendo palma a palmo
a este pobre corazón sin ojos…
Y hoy
a este lado hay silencio
sin olvido

y aunque no lo creas sin dolor
tal vez es la nostalgia
que trae a esta hora
momento de pensarte
aunque tu nombre se borró de mi centro

porque comprendo que este corazón
merece el calor de aquel
que enciende a mis pies
pétalos de rosas vivas
Y agua azul en mis clisos ansiosos...


Meulen/ 1997— 2020

(De mis escritos reeditados del año 1997)

lunes, 3 de febrero de 2020

Enigmas...

(foto Internet)

Nací en un lugar específico
palpitante sobre esta Tierra
en un sonar del tiempo
hube a estos siglos
volver a reaparecer?
Entonces
me adentré al descubrimiento
de lo que siembra el árbol
y disemina el viento
por las pampas húmedas
por el monte enmarañado
por el insomne universo sagrado
de lo que esta mente estrecha
logra comprender...

Tuve que reaprender  de a poco
el canto de los pájaros al amanecer
intenté huir de los aullidos
huracanados del león
ellos a veces me jalaban a un lugar
vacío y deshumanizado
o me llamaba desde esos habitáculos
que el ojo sin ser ojo puede ver...
entonces me abrazaba al hualle o patagua
para que no me llevaran
por esos mundos desconocidos
donde me contaban que vivían duendes
que comían gusanos con miel...
dimensiones de ojos de lagarto
y pensamientos desintegrados
enloqueciendo en lo grabado
de lo que se podría ser...
al ya no ser...


No se en que sueño
o tiempo fue raptada mi alma
a comprender misterios
que ponen un ojo al revés...
pero nunca se develó del todo
la historia de los de abajo
esos que sostenían
o sostienen el mundo de arriba
lo que no se puede aún saber...
enigmas estremecidos
en la lupa bajo el agua
hay cosas que nadie puede entender
falta desapegarse del tiempo
de la maraña de huesos
para adentrarse al misterio
de lo que desde arriba -abajo
al infinito interroga la existencia
de lo que nada o todo es...
de aquello que el Divino sagrado
te permite en un haz a la hora
del tiempo señalado
conectará el alma su chispa
cuando logre trascender...

Meulen/2019.-