domingo, 30 de octubre de 2016

¿Me seguirás amando?





Igual que ayer y hoy ya no estoy
porque me fui tanto tiempo 
de este enjambre de colores y de luces
y desaparecí en la primera hora de la tarde
y quizás de alguna memoria
apenas soy un lugar no vacío
apenas mi nombre
pase por el recuerdo
cual aleteo de viento cruzando fugaz 
o sea una fuente en ese silencio
y me haga almacén de colores y olores
de las primeras flores nacidas al sol...
¿recordarás mi nombre
y me seguirás amando
como amas al capullo de la ventana
o la fina diadema del cactus
naciendo bajo el astro primaveral?

No se por cuanto tiempo más 
seguiré viviendo entre ellas
ven entonces a estos altares
donde despierta el hechizo
que renace en el amor...
toma de estas cápsula el respiro
para llevar a tu senda
la sustancia a tu copa de ambrosía
y seas como antes  parte de esa alegría
que penetró por todos los espacios
que siguen palpitantes y fecundos
en todo lo que se siente
y sigue estremeciendo
los pliegues de tu corazón...
Entonces,
deja tu  puerta abierta para llenarte
de ese sentir profundo 
donde está prendida
la eterna llama del amor.

Meulen/2016.

Poema dedicado a mi madre, Q.E.P.D. 
en honor a sus dadivosas manos que sembraron su jardín
y sobretodo donde queda y vibra , la huella profunda e imborrable de su amor.








24 comentarios:

Maria Rosa dijo...


Creo que te estoy conociendo un poco. Mientras leía tu poema, pensé: esta dedicado a su mamá. Y no me equivoqué. Eres maravillosa y transparente en tu amor a tu madre.

mariarosa

Magdeli Valdés dijo...

Saludos María Rosa

dices bien estimada...

estos días viajé a su casa...vi sus cosas y sobretodo admiro lo que ella plantó y sigue vivo, el jardín con sus rosas, lirios, frutillas, rosas, ciruelos, cerezos,,,y más...

y la tierra nos entrega año a año ese fruto ...

u en ello renovamos sus hijos el amor...

gracias, te dejo un abrazo grande!

Sara O. Durán dijo...

Seguirá siempre presente y allí en esos frutos de sus cuidados, están los primeros testigos de su amor infinito.
Un fuerte abrazo.

Vicente Corrotea dijo...

Me das un gusto poder leerte y más si escribes sobre tu madre. Un gran abrazo.

Buscador dijo...

De los seres queridos vuelven a nacer cosas que se rescatan de algún tiempo. La ausencia vive en nosotros y se hace sentir en estas fechas en cada detalle donde se puso la mano...

Un abrazo.

lillymarmat dijo...

Seguro que ella y tú se seguirán amando a través de estas flores que ella sembró.
Que lindo que puedas seguir regándolas con la dedicación que ella ponía y así fortalecer el lazo irrompible que te ata a tu mamá.

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Sara

Ya sabes cuando las madres se van dejan vacíos , que hay que aprender a llenar con los recuerdos y lo que ellas nos legaron en vida.

cariños.

Magdeli Valdés dijo...

Gusto de verte Vicente

saludos cordiales.

Magdeli Valdés dijo...

Buscador
llevas razón, en las fechas cuando uno visita cementerios y todo eso...más en nuestro caso permanentemente visitamos a ami madre en su lecho de muerte...
Y cada vez que voy a mi casa me lleno de sus recuerdos y amo mejor aquello que ella nos entregó en vida.

gracias y estés bien.

Magdeli Valdés dijo...

Muchas gracias Lilian

mi madre era un ser sensible y agradecido de todo lo que la vida le donó y lo más que ella era una mujer dadivosa, entonces si aún están estos pimpollos en su casa y su huerto
seguro que ella está feliz que se mantengan vivos y llenos de recuerdos para quienes nos visitan en lo que fue su hogar...

te dejo un abrazo cálido.

Kasioles dijo...

Mi niña, ¡cómo entiendo tu sentir! su recuerdo es algo que vive en nosotros, la huella que ha dejado en el corazón, es incapaz de borrarla el tiempo, por mucho que pase desde que nos dejó.
Esas flores son muestra del cariño que ha puesto al plantarlas, de los cuidados que les dedicó y, en cada primavera, son como si te enviase una muestra de todo su amor, la tuya, al igual que la mía, están en nosotros, vivas en nuestro corazón.
Hoy, por ser un día especial, quiero dejarte un abrazo con más cariños.
kasioles

Magdeli Valdés dijo...

Kasioles

de esa profundidad que habita en nosotros mismos...seguimos el aleteo de las alas , donde llegaremos otra vez a abrazarnos...

ya se que me comprendes muy bien en todo y eso se agradece ..le hace bien a mi corazón

mi gratitud...

Àngela Gonzalez dijo...

Hermosos recuerdos y pensamientos amiga. Que has bordado en estas hermosas palabras.
Un gran abrazo.🌷

Tesa Medina dijo...

Precioso y conmovedor poema. Lo siento de una manera especial, Magdeli, pues yo no tuve un amor así.

Espero dejar tanto amor en mis hijos. Por mí no va a quedar.

Un beso, poeta

tecla dijo...

Hermoso poema el que dedicas a tu madre, Magdeli. Y esas rosas que despiertan vida y consolación.
Gran entrada.

Rosa Tequendama dijo...


Siempre es un gusto poder leerte y disfrutar de tus poemas. En ellos, el centro siempre es el amor; a tu madre, a sus plantas, a la naturaleza toda.

Un fuerte abrazo

El collar de Hampstead dijo...

Precioso homenaje.
Preciosas sus flores.

Magdeli Valdés dijo...

Angela

que bien verte aquí estimada
gracias por tu aliento.

bss.

Magdeli Valdés dijo...

Tesa
por supuesto el amor de madre es lo más vigoroso y fortalecedor en nuestras vidas...

así también los otros amores que dejan huella profunda en nuestro vida
porque fueron amores reales y verdaderos.
gracias.

Magdeli Valdés dijo...

Un abrazo Tecla

en ellas siempre viviremos
están con nosotros permanentemente

llenan todos esos espacios infinitos de amor...

donde estamos unidas.

Magdeli Valdés dijo...

Gracias Rosa T.

en cada parte de lo que nos entregan nuestras madres
seguimos existiendo
hilvanando los sueños por vivir.

besos.

Magdeli Valdés dijo...

Carmen

Y cada paso debemos mantener ese recuerdo
que nos llena de vida.

y mas aún si la tenemos a nuestro lado.

gracias.

MaRía dijo...

Por suerte aún no sé lo que es la pérdida de una madre
aunque si la de un padre hace tiempo
hoy te leo y me emociono,
tal vez al preguntarme ( egoístamente)
o mejor dicho al pensar en mis hijos
que los años no pasan en balde
y estamos de prestado
y a veces falta ese
te amo

ella vive en ti y sin duda te ama
sea donde o como sea
en el alma está y habita

un beso

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Maria

Nunca dejaré de decirle al viento mis palabras
para que lleguen a sus campos...
para que sepa que ella sigue viva en mi corazón y se que al fin nos abrazaremos de nuevo.
gracias.