martes, 16 de julio de 2013

Lo que se quema en la fragua...















Y la máquina rechina sus ejes herrumbrosos
apenas sostienen sus tuercas su lento rodar
cuesta arriba por la colina accidentada
claroscuro bañando el mar
la vida sigue latiendo
por el hilo flojo de su sonar
pálpitos y suspiros
entresueños bordando
repensando una esperanza
que trajinamos por las calzadas...
lo cotidiano enmudece la noche
todos acallando el pensamiento
entre lo que existe y lo posible
que hay que buscar en el afán
de otra madrugada...
donde los sueños renacen
donde la esperanza se cuela viva
por las hendijas del alba
donde la lluvia no cesa
y así , así... sigue la vida
quemándonos en su fragua...


Nos veremos pronto...!!

9 comentarios:

elisa lichazul dijo...

nosotros pasaremos y los huesos se triturarán a través de los eras

la vida siempre triunfa más allá de nosotros,

nosotros no somos relevantes para la existencia de la Vida en este planeta
(analizándolo fríamente),la Natura nos lo ha demostrado desde antes de aparecer el hombre en la faz de la tierra

besitos y abrazos Magdalena
muchas gracias por tus huellas
tu poema me deja en el horizonte más que la conciencia humana , la conciencia Cósmica



MAJECARMU dijo...

Meulén, nos dejas un balance del día a día...Nos vamos quemando en la fragua de la vida,mientras aquietamos pensamientos,impulsamos esperanzas y alentamos sueños, que nos llevan a otra madrugada de otro nuevo día...Y asi cada día comienza la vida...
Mi felicitación y mi abrazo grande,poeta y amiga.
M.Jesús

Meulen dijo...

Así es amiga Elisa
la vida nos pesa por nuestro propio peso
por eso uno debe hacerse cargo d elo que vive...

abrazos!

Meulen dijo...

Maria Jesús
así era ese sentir
cavilando la marcha del regreso a casa
en el silencio bullicioso de la noche...

abrazos amiga
estes bien!

lillymarmat dijo...

Precioso tu poema, sereno y esperanzador.
Con la sabiduría del que ya lleva un tiempo caminando y ha sabido recoger de la vida, el dolor y la alegría con igual generosidad.

lillymarmat dijo...

Precioso tu poema, sereno y esperanzador.
Con la sabiduría del que ya lleva un tiempo caminando y ha sabido recoger de la vida, el dolor y la alegría con igual generosidad.

Meulen dijo...

Saludos Lilian
bueno de regreso por estos lares
volviendo a leer y comentar
retomar los caminos de la voz , de las palabras sin dobleces...sin mentiras de por medio, siempre con la verdad por delante...

saludos

Samuel Rego dijo...

En Su fragua,la vida nos va quemando la hojarasca y al final, de nosotros queda lo esencial, lo valioso.Y eso no habrá fuego que lo consuma.

Un gran abrazo querida Meulen

Meulen dijo...

Saludos Samuel
muy verdad lo que dices...

y en ello se basa la vida , a pesar de los pesares...y mejor de sus alegrías...

gusto de verte!