viernes, 12 de julio de 2013

A la espera.





A la espera de salir
por el alero de mi sombra
voy existiendo
como saeta voladora
recoger aroma de flores funestas
y aguas vidriosas
como   alarido de fiera
voy rodando vocerío incesante
 de almas en cautiverio
que huyen como pájaros errante
perdiéndose en simas oscuras
infinitas siniestras. . .
A la espera está mi sombra
una sola
igual a mí
convencida
de preparar su refugio
solitaria
transpuesta
entre el  saber  profundo
y cavilaciones  funestas . . .

 Vigilante 
 refugio solitario
donde me persiguen el sentir
y el saber
griterío de cosas y seres acechan
este camino primero. . .

  A  pesar del  bullicio
de cosas que me aturden
 ni entiendo
aún en la penumbra
 pienso y siento
espero en la puerta
del  féretro
atraparla y hacerla una
alzarla  a la  luz
hacia lo ignorado
al  límite incomprensible
 lo que no fue explicado
cuando se me parió al mundo con las manos vacías

y el corazón sangrando...

(Poesía de los 80 , tan presentes en este hoy como en el ayer...de lo que  a veces gusta y otras no tanto ...pero que siguen palpitando por la corriente de la vida...)
  

8 comentarios:

elisa lichazul dijo...

querida Magdalena, no pierde vigencia el poema, cuantos aún van en la espera que lenta mueve sus horas

gracias por traer del pasado bello versos sentidos y absolutamente vivos


besitos

MAJECARMU dijo...

Esa sombra que nos custodia y nos interpela entre el sentir y el saber, siempre cerca,imposible escapar y liberarnos de ella...Preciosa reflexión,Meulén...Que nos inspira por toda la fuerza y la historia que la contiene.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso,compañera y amiga.
M.Jesús

Meulen dijo...

No pierden vigencias
asi es Elisa
husmeando en mis antiguos escritos permanece vivo como tantos otros...
gracias!

Meulen dijo...

María Jesús
reflexionar ha sido la fuerza que me guia adelante
aunque a veces me he equivocado feo...pero al fin surge la respuesta al dilema y seguimos adelante

mi abrazo d e siempre

lillymarmat dijo...

Querida Meulén, tu poema de los años ochenta es tan poderoso y estupendo como lo que escribes ahora, pero siento en él más dolor, incluso furia de sufrimiento. Ahora creo que estás más serena. Pero siempre tienes esa fuerza vibrante y misteriosa que impresiona y atrae. Lillian

Angel Collado Ruiz dijo...

No importa el año, si es verso de buena cepa como el vino de tu tierra!Saludos, Meulen!

Meulen dijo...

Gracias querida Lilian
sin dudas esas palabras me dicen mucho sabes? , pues es de quien evalúa estas escrituras y cuanto me gusta saber que el dolor ha ido amainando
y tienes razón lo lei varias veces antes de ponerlo aqui...pues pensaba que podrían interpretar
una situación de dolor que estoy lejos de sufrir por este tiempo...
de hecho ese es un grupo de poemas del 76 adelante ...era una cría cuando escribía eso y lo fui mejorando al paso del tiempo...
pero no te asombres si de pronto cuelgo poesía terriblemente fuerte
pues creo uno pasa por todos esas miradas de la vida...y no deja de ser uno mismo...

Decir además que hay dolores que para algunos nunca se van del todo...

gracias por dejar tus palabras!

Meulen dijo...

Gracias Angel
ya decía a Lilian
de esto hay y mucho...

de la Tierra por cierto mucho más...

de la vida misma
porque estamos vivos!!

es un gran gustazo verte por aqui amigo!