viernes, 8 de noviembre de 2013

Camino alzado






















Cada escalón cuenta una historia
llena de voces maduras
llenas de colores
que hablan de esos tiempos
de mares y de vientos
barcas abandonadas.
Voces que  narran
dichas pasadas
dolores y  esperanzas
taconeando el vértigo de la subida
caminando la soledad de la noche
hasta alcanzar las nubes
y la vida bullente allá arriba
donde aún se teje la tradición
con esfuerzos
tesón de pueblo anclado
sobreviviente a tantas tragedias
sin embargo la alegría
se hace latente 
al sentir que de su sol marino
florece como cada día 
la majestad de su nombre
de ciudad indecible
enjugada  de lágrimas
que se columpia eternamente
frente a los brazos balleneros 
del gran océano.

8 comentarios:

SENTIR LA POESÍA - JOSÉ RUIZ dijo...

Un bonito poema, Meulen.
Te quedó una estampa de un lugar interesante precisamente por todas esas historias desconocidas que nadie se encarga de recoger y que llenan cada día cualquier población. Así vistas en general creo que transmites un sentido alegre.
Buen fin de semana.

elisa lichazul dijo...

escalones , caminos, vértigos y marejadas, todos queda en la retina del ojo lector, un recorrerse vivo en la memoria
hermoso y reflexivo Magdalena, uno puede verse reflejado en ese paso cansino subiendo o bajando

abrazos y mil gracias por tus huellas
ten un fin de semana precisos
muak

Meulen dijo...

Hola José
bueno el poema surge como otros que aún no cuelgo aquí
después de mi viaje a Valparaiso Chile, y en esas calles serranas descubro el sentir de su gente y su historia un poco conocida e ignorada...
mas aún se ella enfrente de frente al océano Pacifico.

gracias.

Meulen dijo...

Las escalas nos invitan a reflexionar, bien lees Elisa
y eso más aún impresiona en esa sinuosidad y asombro que uno va descubriendo a medida que sube o baja desde los cerros no?
supongo de eso has visto mucho
y de como es el puente para descubrir ese andar de lo que es la misma vida....

Bueno, tu blog esta super...como siempre entrañablemente humano.

Maritza dijo...

Una escala de mi puerto querido representa millones de pasos, tropiezos, caídas,esfuerzos diarios, amores clandestinos, descansos reflexivos, ancianos subiendo con bastón y dificultad, vicios y ocios...y podría seguir.
Pero como nuestra propia vida, son símbolos de subidas y bajadas activas, y también los necesarios momentos de detenerse a observar(se), los niños y los gatos que te miran desde las ventanas circundantes, olores, colores, pobrezas y aventuras tan propios de Valparaíso...

Y su gráfica (te fijaste en ella?) ...Yo hice mi tesis sobre la gráfica publicitaria de Valparaíso, con toda la idiosincracia propia del porteño...

TU PINTURA DE CABECERA ES EXPRESIVA Y COLORIDA; LA DESTACO POR ESO. Y CREO QUE CUENTA SU PROPIO POEMA...

ABRAZO GRANDE, QUERIDA AMIGA! Y FELIZ FIN DE SEMANA.

Meulen dijo...

hola Maritza
suponía a ti te gustaría este decir
por las raíces propias de la hija ponderada de su lugar de origen
asi como yo me hago la maña de enraizar en lo mío
aunque por mucho que mi ciudad de crianza es la que me hace sentir plena (Valdivia) , lo cierto es que muchos de los lugares donde vibra la Tierra o siento ese vibrar acompasado es donde me quedo y hago mi raíz aunque sea al pasar ...
bueno, ahi esta el fruto de ese pasar y que hay otros mas que aún estan colgando de los cerros para venir al muro...como esas imágenes que me dices en las murallas
que si en algo vi pero me quedé mas con los murales de muchas cosas que pude apreciar...en medio de las calles de subida una geografía diferente...

Bueno , de mi pintura es parte de lo que puedo darme a veces maña de crear
aunque me lleva tiempo esto de los blog también
saludos amiga
y gracias por venir a conversar este rato!

Carlos dijo...

Lector de Antonio Machado desde hace más de 30 años, me encanta la profundidad y sencillez de su escribir, definir y dar vida a tantos aspectos de nuestro sentir, reconozco que la poesía no es lo mío. Más allá de este autor nada leo. Pero no puedo negar que vuelvo una y otra vez a sus letras, palabras, sentidos.

La palabra sobre la que gira el mundo lírico del primer Machado es “tarde”. La vivo tal y como la describe y vivo en los lugares en los que la hace vivir...

“La tarde está muriendo
como un hogar humilde que se apaga...”
“La tarde se ha dormido, la tarde declina, la tarde roja, otoñal, somnolienta...”
“...una tarde clara de melancolía, una tarde cenicienta y mustia, destartalada como el alma mía”.
Y tantas otras...

Me han gustado las tuyas, profundas, claras y directas.

Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Es un deleite subir escalón a escalón,mientras leemos tus letras, y vamos nutriéndonos de su historia,de sus vivencias,que siguen siendo presente,porque tú las renuevas,amiga...Muy bello e inspirador, Meulén.
Mi felicitación y mi abrazo grande.
M.Jesús