viernes, 8 de noviembre de 2019

Recogiendo Aliwen (Árbol)



Despertaba una mañana , de esas que traía danzando el sol sobre el bosque lejano, afuera el abuelo , ya ha laceado los bueyes y atados a la carreta, de madrugada están dispuestos a trabajar.

Bala la oveja en el corral,
        el gallo canta y sacude su voz de espada
canciones cruzadas por la pampa soñolienta, 
         sobre tejados de madera
              Viene la aurora a despertar.

                                             

Saloma al viento cruza el apuro a los claveles toscos y aguerridos ,acostumbrados están de tirar la carreta de gruesas ruedas de madera, sus músculos son de hierro puro , resisten la carga sin demostrar desagrado , ni impaciencia
-Halaaaa Malena-Me dice el abuelo y ya estoy sentada en esta , sobre sacos de paja seca, con el resto de la familia,  nos vamos a la aventura, pasando de un predio a otro abriendo viejas trancas de maderos  , entre montes y ahuecados caminos seguimos la única huella, para llegar cerca de la cordillera a buscar leña para el hogar ancestral.-

Duerme  mi niña duerme
         que la mañana te besa,
haz de inti  rojizo en el cielo
          alas del ave de sol en mis rejas
yujuuu lanza el grito la niña
           su alma de greda despierta...

Pasa lento el paisaje , al rumor de los pajarillos, los treiles más bullangueros nos quieren atemorizar en bandadas:-  es que a ellos les molesta que pasemos cerca de sus nidales, explica el abuelo-  pero engañan sabes?...Ellos gritan aquí porque en realidad sus nidos están bastante lejos ,  las treilas saben como camuflarse entre el pastizal.

Silva mi alma, silva tras la bandadas de cachañas,
         parecen un verde trigal danzando en el cielo
el rumor del río que canta corriendo entre peñascos
          sabores de hualles y lumas acompañan mi viaje 
ahí supe lo que era la fragancia pura del sol...



Llegamos a medio del cerrado bosque , impresiona mi vista de viejos árboles , que el abuelo le decía peñin , por su vejez : - ya han vivido su tiempo - conversa,  mientras colocaba su oreja sobre la corteza del hualle anciano y sin ramas, para saber si estabas listo para hacer la cosecha.
Lo veía hacer una oración entre murmullos y comenzaba a cortar el viejo árbol, que parece esperaba al fin su última función de vida en servir al hombre y yo veía como si el  vetusto árbol entregara su último aliento de vida a la fuerza del viejo indio , pues su cuerpo cobrizo adquiere una brillantez de cobre pulido a los ojos del sol y era un canto benigno el sonar de su hacha...Al terminar me enseña:- ya vez ...ahora crecerá su brote que estaba ahí atrapado, podrá crecer libre al sol , será un robusto hijo del mañana.
Así , me explicaba el hombre la cosecha del bosque, mientras caminábamos descalzos por la tierra.

- Unos pocos troncos llevaremos- me dijo entonces y como habían otros, tan cerca en una  hilera le pregunté porque no bajaba aquellos, él indica que son la casa de los loros , ellos anidan en esos árboles secos y huecos - son su casa-me reitera -y por eso no se puede tomar.



Busco raíz de mi sangre en la riqueza de la tierra
         en la corola del lirio o del diente de león
mañana que asomas vibrando por esta cordillera
        mañana que nada quita la maravilla de estar cerca de su sol

Viento de agua celeste cabalga sobre lagos y mar florido
       igual me conversa la vida palpitando en cada rincón
pero a su vez se duele de la avaricia de aquel del ego
        que diezma lo que no es suyo sin compasión

Desde florida mañana llegue otro día
        que sea antes que muy tarde
hijo de tierra vuelva sus ojos de barro
          a su luz poderosa celestial
Y el canto de su grandeza
          Nos libere de todo mal.
                                                       Meulen/2019.-


Pido por todos los que necesitamos PAZ en este país y en el mundo entero.

32 comentarios:

Kasioles dijo...

Me encanta tu prosa, tanto, que dejé volar mi imaginación y hasta me he visto sentada en esa carreta, atravesando senderos llenos de árboles, hasta detenernos ante ese tronco seco cuya madera calentaría el hogar durante el frío invierno.
¡Precioso conjunto de prosa y poesía!
Cariños.
kasioles

dijo...

Se ve uno en ese lugar tan bucólico con el abuelo(precioso recuerdo)y entre realidades,yo escucho una nana ,a cada trocito de estrofa
Besucos

Sara O. Durán dijo...

Una realidad, una evocación, un cuento maravilloso en que nos sentimos parte del ambiente que creaste tan generosamente. Me encantó.
Un fuerte abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

Que belleza de poema, siempre lleno de tu sentir. Saludos.

Estrella Amaranto dijo...

Despertó un nuevo día y en la carreta también me subí, pues con toda tu bella prosa, allí también quise ir para escuchar la nana que el abuelo la cantaba a su nieta tan amada.
Sentí el rumor de los pájaros y las enseñanzas del abuelo, hasta me encontré cogiendo troncos por el camino...

Qué hermoso sentir, emanando de tus alados versos que nunca dejan de buscar esa raiz de tu sangre y de tu pueblo, para que algún día se libere de todo el mal que la aprisiona, estimada Meulen.

Recibe un gran abrazo de mi parte.

unjardinsostenible dijo...

Precioso poema amiga Meulen, por un momento me vi envuelto en el relato del abuelo y en esa carreta en busca de madera compartiendo y escuchando ricas experiencias de un querido viejo abuelo.
Un abrazo

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Bellísimo canto ecológico y de respeto a la vida sagrada

Paz

Isaac

carlos perrotti dijo...

Una entrada inolvidable, Meulen. Has puesto en ella mucho más que versos...

Abrazo inmenso.

Os olhares da Gracinha! dijo...

Belos olhares e boa partilha... Bj

Meulen dijo...

Kasioles

Sin dudas son mis mejores enseñanzas que tuve acerca del valor y del cuidado de la Tierra.

gracias.

Meulen dijo...



Mi abuelo tocaba la pifilka y murmuraba canciones cuando estaba de idea...aprendí de la tierra y del su cuidado y su valor que me hace pleno sentido en este hoy
gracias.

Meulen dijo...

Sara
son momentos únicos que guardo en mis recuerdos desde mi niñez
gracias.

Meulen dijo...

Sandra

es en recuerdo a lo vivido en mi temprana niñez
gracias.

Meulen dijo...

Estrella

Si Estimada, ocurrió así, en época de verano cuando me iba a casa de mi abuelo al campo y acompañaba en esos trabajos, aunque yo iba a divertirme sin dudar.
gracias.

Meulen dijo...

Juan

así es, es que vivir en la naturaleza es algo fundamental para mi vida hasta hoy

gracias.

Meulen dijo...

Isaac

Tal cual lo dices , así es...muchas gracias.

Meulen dijo...

Carlos

muchas gracias también.

Meulen dijo...

Gracinha

Gracias a ti.

Teresa dijo...

Que preciosidad Meulen, me ha encantado tu escrito. Abrazos.

Amapola Azzul dijo...

Destilas amor por la naturaleza.

Un abrazo.
Feliz domingo y feliz semana.

VENTANA DE FOTO dijo...

Me ha trasladado a una Naturalea, en donde todo es paz y tranquilidad. tienes mucha sensibilidad en lo que escribe y en lo que transmite con tus palabras.

Besos

lillymarmat dijo...

Qué linda, Meulén, esta estampa de tu niñez, adornada con poemas preciosos. Qué lindos recuerdos de la sabiduría del abuelo. El amor por la naturaleza fue uno de los tesoros que te dejó y que alimentan tu poesía. felicitaciones.

Meulen dijo...

Teresa

Gracias, llegado tiempos de sol y nuevos sentires me siento en esos recuerdos que llenan la visión de la mejor vida que siempre está al alcance de todos.

Meulen dijo...

Amapola
gusto de saludarte y espero estés muy bien, y que por igual las cosas bellas de la naturaleza brillen por tu mirada de vida.

Un abrazo.

Meulen dijo...

Antonia

Pues son recuerdos amorosos de mis ancestros que pude ahí aprender mucho de lo que es mi sentir de esta vida y visión del mundo ,como del amor fraterno.

Feliz semana.

Meulen dijo...

Liliana

Una sabiduría que se enlaza al amor divino sin dudas, eso era lo que se me enseñó desde siempre el amor a Dios y a todo lo creado, por eso el decía COSECHAR EL BOSQUE, no hablaba de talar o ir a buscar leña como si nada...pedía permiso y luego recolectaba las ramas caídas y los árboles añosos, para dar crecimiento al renuevo...
Igual dejaba los espacios a las otras especies, la CASA DE LAS AVES ,como él me enseñaba ...y tanto más.

Muchas gracias y espero estés muy bien
Feliz semana y fortaleza en lo que venga.
Besos.

Conchi dijo...

Muy hermoso Meulen. Yo también pido por ti.

Besos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Precioso este canto lírico a la naturaleza y a la sabiduría de nuestros abuelos, Meulen:

Escribes de un modo suave y elegante y transmites paz y hermosas enseñanzas.

Felicitaciones
Un beso grande
Ana

Meulen dijo...

Conchi
Muchas gracias, seguimos adelante en lo que nos demanda la vida.

Meulen dijo...

Ana
En la naturaleza encontramos la luz del alimento de nuestro espíritu.
Muchas gracias.

Tesa Medina dijo...

Qué maravilla de post, Meulen, lleno de poesía, de amor por la tierra, por la Naturaleza... que viviste tan de cerca con el abuelo, un abuelo que no se lleva los árboles que están ahí tan a mano porque anidadn los loros... Entrañable.

Me vi en la carreta entre el paisaje, eliendo el bosque, con la tierra viva en la planta de los pies... He disfrutado mucho de tu mano, me he aupado a ese recuerdo que seguro que tiene que ver mucho con tu alma de poeta.

Gracias por este momento tan mágico.

Un beso,

Meulen dijo...

Gracias Tesa
Del amor de familia y de la fe es cuando mejor se aprende a vivir y soportar los complejos momentos que nos da la vida.
De esa enseña lo mejor.
Cariño.