domingo, 17 de noviembre de 2019

Del caracol...


El caracol consume más de las veces mis lirios, pensamientos y frijoles...deja una estela de plata en la muralla de mi casa y del jardín ...lo apreso a veces con cenizas y mis manos...sentía rabia a veces de esa labor en que me pone en jaque entre dar caza al malhechor o dejarle existir privandome de la esplendidez de mis flores y el zumbido del moscardón.


Que te traes caracol
      con tu casa de concha de perlas
ufano te burlas de mis trampas
       de mis enojos y del pisotón...
valerosa me convenzo
       que mereces castigo
aunque admire tu sendero de plata
             cuando brilla al sol...

Molí muchas cáscaras de huevos para proteger mis plantas nacientes ,  porque estos abusivos se comieron mis primeros brotes de lilium ...aunque extrañamente dejaron otros sin masticar...¿será que alguien pastorea a los caracoles comilones? ...o le han fijado una ruta por donde deben pasar  a alimentarse y cosechar..?


El ave canta su trino cada amanecida
          pia en mi jardín su lamento ancestral
aleja su canto anciano el dolor de mi tierra
         aleja su canto viejo presagios que estremece todo
algo tiembla en mi alma que no logro descifrar...


Entonces , caminos los pocos metros de mi jardín y los veo , aferrados con sus hijos en las temblorosas hojas de los lirios , será que son dulces a su paladar.?..que su sabor les llena se savia su cuerpo gelatinoso y húmedo...en mis manos quedan sus babas y me sonrio , recuerdo que son buenos para lubricar la piel, por algo hay crema de baba de caracol...recuerdo la canción de mi infancia: "caracol, caracol, saca tu cachitos al sol"...quizás después de todo ellos no son tan malucos.

Después decido recogerlos e ir a dejarlos a otro lugar , por la vegetación silvestre que está cercano  a mi casa...donde supongo hay muchos más...de ese modo no me siento culpable , ni poderosa diosa de la vida , que nunca ha sido mía , pero que la soberbia y estupidez muy humana me hace reaccionar y que me da falsos principios y autoridad , como pretender justificar lo injustificable sobre el suspiro del caracol que solo es obra del gran Hacedor.


Caracol de mis lirios
          gordito y donador
de una fuente de agua
         que sana mi piel ajada y cansada
también entiendo que tu huella
        viene de la mano del Creador
y no debe ser  mi mano
       quien corte el hilo de tu existencia
tú tienes una función que descubre
        el ciclo de la vida
guatonito comilon
       pues he visto que eres alimento
del sapito de tierra y el grillo cantor.


Y si mi siembra renace otra vez
         entre rayitos y dientes de león
al menos uno queda lozano
          estremeciendo su rostro al sol
Y perpetuo se queda en imagen
            fruto divino del buen dador.

Los caracoles danzan
         la canción del buen amor
Motivo de sonrisa madrugada
          y de gratitud al buen Señor.

Meulen/2019.-
(fotos de flores son de mi jardín que comienza su floración...y foto caracol de Internet)

Del caracol.
El caracol común de jardín o burgajo (Helix aspersa) es una especie de molusco gasterópodo pulmonado de la familia Helicidae, de vida terrestre. 

Es originario de Europa, pero vive en muchas otras zonas. Su cuerpo es de hasta 8 cm de largo. Es de hábitos crepusculares y nocturnos, aunque en lugares húmedos en penumbra y en días de lluvia también es activo de día. En época de sequía se esconde dentro de la concha y se encierra elaborando un "tapón" a base de moco seco llamado epifragma.

Tanto en Europa como en las regiones en las que se ha introducido accidentalmente, este caracol es una plaga de los cultivos que puede provocar graves pérdidas económicas; el uso excesivo de plaguicidas para su control tiene efectos perjudiciales sobre el medio ambiente y sobre la salud humana, por la contaminación de aguas y suelos y por la presencia de trazas en vegetales de consumo humano-
https://es.wikipedia.org/wiki/Helix_aspersa

34 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Magníficos versos, Meulen, cimentados en tus nobles sentimientos derivando en tus cavilaciones sobre el caracol cuya naturaleza y existencia inevitablemente dañará tus flores... Tal vez ese ciclo deba cumplirse sin que interfiramos. Tal vez haya en eso un mensaje que no podemos desentrañar.

Abrazo grande amiga.

Os olhares da Gracinha! dijo...

Gosto dos olhares e das palavras!!!
Boa semana 💖

Mª Jesús Muñoz dijo...

Hermoso homenaje al caracol, que lleva su ritmo y cumple su destino ante tus ojos sorprendidos, Meulén...La naturaleza se entrega, aparece y desaparece. Está en constante renovación. Aquí en otoño los árboles se quedan desnudos y el frío,la lluvia y el aire son como el caracol, devastadores...
Mi felicitación y mi abrazo por tu amor a la naturaleza y a las letras,amiga.

Rafael Humberto Lizarazo Goyeneche dijo...

Al menos sacándolos al prado no te quedan remordimientos de conciencia... y te inspiras con unos bonitos versos.

Un abrazo.

lanochedemedianoche dijo...

Lindos versos y una excelente explicación de caracoles, de verdad son incansables con las plantas, pero también son parte de nuestra amada naturaleza, muy bien es transportarlos a un lugar donde no dañen.
Abrazo

Teresa dijo...

¡ Que lindo Maulen ! Besos.

dijo...

Tus poemas son bellos porque ha habido un cambio en ti.Es una maravilla respetar a los animales que sólo buscan su alimento(a pesar de que estropeen otros)Siempre hay lugar para soluciones y tú las has encontrado
Y eso te hace grande.Reconocer tu anterior pensamiento y cambiarlo
Si todos tuviéramos esa luz !!!
Besucos grandes

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Una plaga desde nuestro sentir, una belleza desde el punto de vista del Creador y una dulzura en la foto que les tomaste con sus hijos

Paz

Isaac

Meulen dijo...

Carlos
Si es complejo cuando se infecta el jardín de esos crustáceos , pero por algo será que ellos están y que mis flores también se renuevan cada año.
Tendré lilium y Gladiolos y rosas.
Saludos.

Meulen dijo...

Gracinha
Buena semana para ti.

Meulen dijo...

María Jesús
Si son un constante limpiar en el jardín, aunque no de abasto siempre , pero ya me acostumbré a sus presencias.
Por acá florece el jardín.
Gracias

Meulen dijo...

Rafael
Pues si ...creo vamos empate...ya irán por otras tierras a comer hierbas.
Gusto saber de ti
Gracias

Meulen dijo...

Rosario
Así es ya están propagados por todo lugar
Paciencia no más.
Linda semana!

Meulen dijo...

Gracias Teresa
Linda semana.

Meulen dijo...


Pues es una forma de empatar ...complicado igual pues hay que estar a diario en eso y son muchos.
Paciencia y tolerancia...además ya se donde ir a dejarlos.
Gracias.

Meulen dijo...

Isaac
Aclaro ahi que la foto no es mía no me da paciencia para tomarles fotos.
Tolerancia es lo que más busco
Gracias

Sandra Figueroa dijo...

Son parte de la naturaleza y en todo jardín hay caracoles. Muy bellas fotos y tus letras en homenaje a ese animalito baboso. Saludos

CRISTINA dijo...

Meulén, precioso tu poema amiga a los caracoles. A si es, cuando vemos el jardín cubierto de estos animalitos uno no sabe que hacer con ellos, solo nos queda dejarlos que caminen el libertad.
Feliz dia! Un cariñoso abrazo

lillymarmat dijo...

Meulén a pesar de lo dañinos que son, despiertan nuestra simpatía. Con su casita a cuestas, qué lindos son cuando aparecen después de la lluvia. ¿ Quién de niño no le cantó eso del caracol, caracol, saca tus cachitos al sol?. Y seguro que él nos hacía caso y asomaba sus cachitos desde debajo de su concha.
Lindo tu poema, eres jardinera dedicada a tus preciosas flores y a defenderlas de esos caracoles glotones. Me da gusto imaginarte así.

Elda dijo...

Después de tus hermosas letras y sentimientos hacia los caracoles, cualquiera dice que se comen bien aderezados y guisados, como cualquier otro crustáceo, aunque ya lo dije, :))).
Muy hermosa la lectura.
Un abrazo.

Meulen dijo...

Sandra
Bueno estos llegaron de polizones aquí a mi país...
Ahora no queda más que tolerar.
Gracias

Meulen dijo...

Cristina
Gracias , si hay modos de sacarle del.jardín, como seres vivos igualmente merecen seguir con su vida.
Muchas gracias.

Meulen dijo...

Liliana
Si los conozco desde siempre...en casa de mamá ella batallaba con ellos para poder cosechar arvejas, choclos y papas ....Todos los.dias limpiaba y además se ayudaba de ceniza ...
Bueno igual disfrutando de mis.flores antes que.las.coman.
Gracias.

Meulen dijo...

Elda
Jajajajajaja...se que se comen, pero.es algo que nunca he hecho, no me resultan agradables como.los.de.río o de mar.

Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Me resulta muy tierna tu poesía y tan vitalista como siempre.

Besos.

unjardinsostenible dijo...

Bonitos versos Maulen. Tenemos que ser generosos con la naturaleza, todo en ella cumple su misión y ciclo y el caracol se encuentra inmerso en el, es parte fundamental de ese ciclo querida amiga.
Te deseo una buena semana.
Un abrazo

V...flor. dijo...

Hola Meulen , una entrada muy bella con el caracol de protagonista
la verdad es que todo en esta vida al igual que todo ser , tiene su función en la vida , y los caracoles , pues se te comen las flores .
Besos de flor.

Meulen dijo...

Gracias Amapola
Seguimos conectando en lo que es la vida

Meulen dijo...

Juan
La.naturaleza nos ofrece la.belleza del amor natural y vivo.

Meulen dijo...

Flor
Todos cumplimos una función en la vida...desde el.más pequeño al más grande.
Gracias

VENTANA DE FOTO dijo...

También encuentro en mis plantas caracoles, cuando llega el buen tiempo. Ahora como ya va haciendo frío no se ven ninguno.

La imagen del caracol con las pequeñas crías , me parece muy tierna.

Besos

Meulen dijo...

Antonia
gracias estimada...aquí es primavera , salió el sol fuerte ...y el jardín florece y siguen naciendo los caracoles.
Pases buen fin de semana.

Tesa Medina dijo...

Después de verlo con sus crías todavía da más penita ponerles trampas mortales, Meulen, y como tú dices ellos también tiene su razón de ser.

Cuando viví en Santader, norte de España, me hice un huerto y reconozco que les puse trampas de cerveza, pues se comían todas mis plantas de fresas, aunque acabé por sacarlos a mano, porque me daba no sé qué ahogarlos.

Bellas flores, Meulen, y muy hermosa esta oda que dedicas a este comilón que puede llegar a ser una verdadera pesadilla de los huertos y jardines, un sibarita de los brotes tiernos.

Un beso,

Meulen dijo...

GRacias estimada Tesa
si es como dices, aún a pesar de ser comilones , siempre te recuerdan algo más estos caracoles...
por cierto algo que heredamos desde Europa , pero que hay que saber tolerar...se que se comen pero yo no se si los usaría de alimento a no ser que por algo también ellos viven en mi huerto
Claro que mejor los dejo caminar por otros lados
Trato que no se coman todos mis brotes, pero no siempre tengo suerte.

Un abrazo.