jueves, 5 de noviembre de 2015

Destierro...



VI
Cuanta agonía aún ha de cruzar
      sobre esa arena candente
cuanto clamor enraizado
               su voz perdida por siglos 
desierto
        las piedras, la arena...
llorarán a sus hijos 
                              desterrados...



VII
Junto al río Eufrates
          regará su llanto otra vez...
regará su canto
             para no morirse en el silencio
que se haga estruendo
              sea el testimonio insepulto
                                  para ese otro mañana...



VIII
Como ave 
                     s
                 i
                   n 
    a
         l
               a
                         s
ha de marchar
              ojos de noche
sobre sus hombros
             guiarán sus pasos cansinos...

 [la incerteza le dobla las piernas
                   le lacera el corazón...]

Mas, en medio de las sombras
              atisbará la luna  con sus rayos
y escucha , otro río  
                    le llama en esa soledad
una lengua diferente
                    pero hermanada...

[sobre el riel de la noche ácida
destella una esperanza...]
           y
               se enciende a lo lejos
      u
          n
                          c
                          i
                          r
                          i
                          o...
[ha escuchado tu clamor]

 Meulen/15

(del poemario :Alas del dolor)

14 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Meulén, todo un éxodo que nos recuerda sucesos bíblicos...El hombre huyendo a otras tierras, que le acojan y le faciliten la vida...El universo los mira y los acuna con su misterio...Mientras los demás nos sentimos impotentes.
Mi gratitud por tus poemas solidarios, que nos invitan a la reflexión. Mi abrazo de luz y feliz finde, amiga.
M.Jesús

Amapola Azzul dijo...

Bellisimo poema.

Magdeli Valdés dijo...

Saludos mi estimada MARIA JESUS

no es nada fácil ponerse en el zapato de otro...de otros
más si les vemos de tan lejos...

y porque en alguna medida cerca de uno pasan cosas muy parecidas, no en esa magnitud , pero hay tanta INJUSTICIA
DE TODO SENTIDO , en tantas lugares se viven en el dolor permanente, tal así que algunos ya les parece normal ser parte de esa desgracia...
por haber nacido en un tiempo y un lugar...y tanto más...

la vida es cruenta sin duda, quizás digamos que es el correr de ella misma que nos lleva de cabeza...aunque no se puede dejar de decir que ese mundo es consecuencia d e nosotros mismos...

todos formamos fila en ese sentir y resentir...
se puede decir tanto, con más o menos lógica, sentido o razón...cada quien tiene su propia voz y es respetable...

aquí solo trato de no olvidar (que como también tengo mis propios dramas cercanos y no tanto), existen otros peores que esos eventuales míos...

y donde hay mucho que seguir diciendo, reflexionando...es lo que me convoca, es mi pura reflexión de lo que no puedo dejar de decir...ahora y siempre...

gracias por acompañar en esta mirada.
te dejo un abrazo!

Magdeli Valdés dijo...

Gracias Amapola
espero estés muy bien
te dejo un abrazo azul!

tecla dijo...

Me ha recordado aquel poema de S. Juan de la Cruz

En una noche oscura,
con ansias en amores inflamada,
(¡oh dichosa ventura!)
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.

A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
(¡oh dichosa ventura!)
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz ni guía
sino la que en el corazón ardía.

Aquésta me guïaba
más cierta que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche que me guiaste!,
¡oh noche amable más que el alborada!,
¡oh noche que juntaste
amado con amada,
amada en el amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba.

El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería,
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el amado,
cesó todo, y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado. .........

Nunca me cansaré de leerlo y relerlo.
Te felicito Magdeli.
Un beso.


lillymarmat dijo...

Magdeli, este poema es muy triste. Tú nos haces visualizar a estas pobres gentes huyendo lejos de sus hogares, aterradas por esta nueva barbarie que en nombre de la Fé perpetra tantos crímenes. Al mismo tiempo, nos haces sentir una esperanza de otro río en otra tierra, de otra lengua, de una acogida de hermanos. Ojalá que se vaya solucionando este drama. Pero para eso hay que terminar con esos terroristas primero, no puede ser que sigan su campaña de odio en nombre de Alá.

PEPE LASALA dijo...

Muy bien escrito Magdeli. Dejar la tierra por obligación es de lo más doloroso. Familias, hogares, recuerdos... Todo queda atrás. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Maria Rosa dijo...


Cuanto dolor les espera aún. Se acerca el invierno y todo sera más dificil. Cuanto sentimiento nace de tu poema.

mariarosa

Magdeli Valdés dijo...

TECLA

me has emocionado mucho con esta poesía que me dejas aquí
es de esperar que en las mirada que sea de la vida
al fin , ellos encuentren un destino que realmente les sea bueno...

según lo que hoy me dice mi amigo las cosas no serán fáciles por allá...

Pues que sea al fin el amor que nos convoque y proteja...

besos!

Magdeli Valdés dijo...

Estimada Lilian

Por cierto cuando se habla de amor creador
en ninguna lengua real estoy segura llama a desterrar y menos asesinar a otros...
son esos preceptos ideológicos del hombre lo que desenfocan toda mirada de vida...y eso ha ocurrido por siglos y por todas las religiones ...la historia es cruenta y a ella no se le puede obviar...y así como son las cosas queda mucho por ver en esta humanidad...

gracias por estar!

Magdeli Valdés dijo...

Pepe
gusto de verte

y en tus oraciones creo ellos estarán sin dudas
....
un saludo cordial!

Magdeli Valdés dijo...

María Rosa

mucha verdad tienes

solo el tiempo dirá si es posible que ellos puedan resistir...

que estés bien !

lichazul alqantar dijo...

trashumantes por naturaleza
imposible ir más lejos Magdalena
el planeta es uno solo , y por mucho que uno lo intente solo giramos y más allá del suelo no pasamos, nuestros huesos se quedan acá junto con todo lo que recordamos

abrazos

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Elisa

es una realidad cruenta esto de ser trashumante...
creo nadie esta ajeno a esa verdad , pero ese deambular debería ser algo que cada quien lo debe decidir libremente, pero por desgracias el ser humano repite su historia sin fin...
y seguiremos siendo solo huellas y repitiendo incansable los mismos errores ...
y lo peor es que muchos ni siquiera nos damos por enterados y nos decimos humanos...

pases buen día ...