domingo, 31 de agosto de 2014

Añoro.



Añoro los días de incertezas
en la preñez del tiempo
de la humana concepción 
cavilando , diciendo, gritando
interrogando incansable al viento
madeja de signos indescifrables
sostenidos en la cuerda
del ayer al hoy 
intransferibles pensamientos
encriptados al signo revelador.



Añoro ese otoño mustio
anhelante de nuevas vestiduras 
acariciando en el tibio fulgor
mas, las alas del ave temblorosa
estremecida en su remedo de nido
 des-ha-bi-ta-da del elemento
cual hoja al vuelo
al fin develó lo mustio, lo agrio
lo intrascendente 
de lo que apenas fue y nada dejó.



Añoro el motivo del amor
que me hace seguir amando
perseguir el sueño celeste
encendido en los ojos 
palpitando en la rosa granada
insania del amor -amado
porque ciega se vive amando
desde el origen de este sueño
que nació preñado de oro
que manto de luna tibia lo cubrió
y desde el grito fecundo
de la sangre , de la entraña
anhela vivir  profundo
despertando  cada día 
como  flor que se alimenta
del corazón rojo del sol...

Si, añoro el sonar vibrante
la promesa dulce  de los besos
la caricia de la bondad 
que en sutil momento
entrega dadivoso de su copa
la rosa viva de su corazón.

Meulen/ 2014

20 comentarios:

Sneyder C. dijo...

Añorar , desear , amar, buscar ese sueño al despertar cada día para levantar el vuelo en pos del amor...

Un cálido abrazo

poemas lichazul dijo...

reflexivo poema Magdalena
uno anda en la incertidumbre siempre
aunque intente disfrazarla de rutina

quien busca encuentra
quien añora regresa
dual destino en los pasos
decisiones que se producen dentro y fuera de uno con esas renuncias implacables

besitos

Azzul. dijo...

Colorido poema.
saludos.

Un beso.

Maria Rosa dijo...

Es la vida lo que tu corazón añora, pero la vida, es un círculo que se renueva continuamente. Lo añorado se hara realidad y la primavera logrará el deseo.

mariarosa

tecla dijo...

Es que hay días, Meulen, en los que parece que todo estuviera lleno de pétalos invisibles, y una alegría por no se qué, ilumina las mañanas y nos hace bailar como si a los pies de pronto, les hubieran salido alas.
Y bailamos porque sí, porque queremos, porque nos da la gana y no damos cuentas a nadie.
Pero la alegría y los ánimos se contagian.
Y eso es lo que acabas de hacerme tu. Contagiarme de tu alegría.

Meulen dijo...

Sneyder
añorar quizás nos impulse a seguir siendo...buscadores de lo que deseamos...gracias

Meulen dijo...

Elisa
parece ser así como comentas estimada
nunca tenemos certezas exactas de lo que creemos, aspiramos ...a la vuelta de la esquina se nos quema el pan ...pasa muy a menudo!
claro a veces depende de otros y eso abruma.
bss

Meulen dijo...

ALMA

gracias por tu decir.

Meulen dijo...

María Rosa
es una forma de decir amiga...nada se compara plenamente a la realidad y nada de ella se aleja del todo...en ese va y viene se tejen voces que muchas veces después de escribirlas la repiensas y apenas ves una huella quizás de tus propios dilemas...no se
a veces escribo por el momento...

pensaba en esa primavera que ya viene y de aquello que ya quedó atrás....bsss

Meulen dijo...

Tecla
creo has comprendido bien el tránsito de este escrito...
primero porque pienso es un desafío que uno tiene como ser humano ir develando la vida...desde su íntimo sentir...revelar

esos días en que se tejieron esperanzas sin ton ni son , pero fue fecundo creando los por si acaso...

lo más importante saber que tenemos cada año junto a la tierra el poder seguir renovándose
como ser vivo, como persona
a la vuelta de la esquina nos espera la aventura del vivir...

bsss

Mª Jesús Muñoz dijo...

Meulén, cuando echamos la vista atrás y vemos e camino recorrido,volvemos a sentir añoranzas,deseos e incertezas...Sin embargo, todo está presente,porque e tiempo no existe...Y esos momentos de nostalgia,vuelven a ser presente,todo se renueva...La juventud de nuevo nos habita cuando sale el sol y despierta los pétalos de la flor, amiga...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad reflexiva y sabia.
M.Jesús

Meulen dijo...

Muy bello eso de desperat en flor...
es lo que igual siento

sobretodo ahora que empieza a florecer mi jardín
un abrazo siempre Maria Jesús

que vayas bien por todo lo que haces

bbbssss

lillymarmat dijo...

Está escrito que hemos de vivir añorando, incluso aquello que nos hizo sufrir o no aportó nada a nuestra vida. ¿Será porque sentimos que la mayor parte de nuestro destino ya se cumplió y lo dejamos atrás?
Tu poema está lleno de melancolía por lo que ya se fue. Y sobre todo, por ese amor que no supo quedarse a tu lado. Precioso tus versos, querida Meulén

Kasioles dijo...

A través del blog de M. Carmen Nazzer, he arribado a tu espacio.
Yo creo que es la primera vez que lo hago y te leo, pero ha valido la pena entrar.
Me he dado cuenta de que ¡ya somos dos añorando!
Ye dejo cariños en un fuerte abrazo.
Kasioles

PEPE LASALA dijo...

Qué bonito Meulen. A veces la añoranza lleva al empuje, y me refiero a ese empuje que nos lleva a intentar recuperar cosas buenas pasadas. Me ha encantado cómo lo transmites. Te comento también que en el blog de la Tertulia ya hemos regresado de las vacaciones, así que de nuevo volvemos a la carga. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Meulen dijo...

Lilian
creo que si algo no está a tu lado es porque no merece la pena, pues todo lo que hace florecer a otro nunca se pierde ni se acaba, está unido a tu corazón y tus sueños
...en este poema , si acaso apenas un pretexto para hacer presente el constante renacer en los brotes fecundo de la raíz primera . la que jamás declinará...ni al albor de la noche , ni al rugir de la tormenta...

bsss

Meulen dijo...

Kasioles
gracias por anclar, dejar tus huellas y sobretodo hacerte partícipe de mis sueños..

bienvenida seas!

Meulen dijo...

Saludos Pepe
es un gusto saber de ti
y ya di mis paseos por tus tertulias...como siempre lleno de novedades y sentimientos ...sobretodo la fe...

gracias!

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Todos añoramos lo que en su día nos hizo vibrar y soñar....

Meulen dijo...

Gracias María Jesús
de añoros a veces nos componemos los días...