viernes, 27 de abril de 2012

Tú no eres sombra


















Tú no eres sombra…
A pesar que tu huella ya no se vislumbra
Por mi pared desierta…
Tú no eres olvido
Aunque a veces
tu nombre se vuela de mi memoria
como de mi llanto…de mi caricia
Tú no eres sombra
Repartida o dispersa
Por la constelación de la vida
Donde se escaparon tus pasos
Viajera
En este espacio de nuestra Tierra Azul
Pasaste engalanada por los campos primavera
Comiste de su fruto
Del pan de su vientre jugoso
Bebiste su agua sin manchas…

Nada de ti es sombra
peregrina
Al alero del manzano en flor
Vive tu nombre
Que nunca será sombra…

(Poema inmemoria a mi madre)

14 comentarios:

SENTIR LA POESÍA dijo...

Bello poema, Meulén, y más aún por estar dedicado a tu madre.
Un abrazo.
José

lichazul...elisa dijo...

tu poema rezuma reconocimiento y buen hacer, hija y madre mientras el amor sea el puente ella habita

en amor y solo amor es que vivimos y pulsamos, si nos olvidan y olvidamos...muertos todos quedamos

Un gran abrazo querida Magdalena
que esta semana traiga mucha energía pa'ti



pd...para mí es fecha especial, el 09 de mayo se cumplen cuatro años de la partida de la mía , aún así ella sigue en muchos gestos y pensamientos

tecla dijo...

Una madre nunca puede ser sombra aunque a la vez nos de sombra.
Ella ocupa el Todo en el espacio.
El Cielo es de las madres, Meulen. Ellas nos miran siempre.
Gracias por este poema, Meulen.
Me hace sentir profundamente.

Nelson Javier Salinas Soto dijo...

Muy bonitos tus poemas los cuales están llenos del sentimiento más puro!!

Viva Chile, la tierra y nuestra identidad!!!

Mucha Suerte!!

Meulen dijo...

Hola José

se agradece tus palabras
que tengas hermosos días a tu vida!

Meulen dijo...

Es verdad Elsa

el verdadero amor jamás muere

y que decir de una madre menos...

abrazos amiga
gracias a ti por todo...

estes muy bien!

Meulen dijo...

Elisa
me disculpo...era para ti ese comentario anterior

ando de prisa pero siempre con agrado visitando a las amistades y compartiendo...

un abrazo grande amiga
que estes bien
por aqui mucha lluvia...normal
el invierno ya se nos vino encima
asi que ni modo a sufrirrrrr....

un abrazo cálido para pasar el frio!

besos!

Meulen dijo...

Tecla
que hermoso lo que me dejas
y es verdad lo siento de esa manera que lo señalas
tengo certeza que ella esta conmigo
acompañandome siempre en lo que hago
y bueno solo me resta orar y mantenernos unidas...

no hay silencios donde abunda el amor

gracias
un gran abrazo amiga!

Meulen dijo...

Saludos Javier
gracias por ese entusiasmo
sin dudas es importante poder contar con tu opinión...


gracias por dejar tus palabras!

MAJECARMU dijo...

Meulén,cuando alguien ha significado tanto en nuestra vida,nunca será sombra,está incrustado en el alma y viene con nosotros a todas partes...Su imagen y su esencia permanece por encima del tiempo.
Mi felicitación y mi abrazo grande,amiga.
Espero,que todo vaya bien,sé que el trabajo y el tiempo nos impiden llegar a todos.
M.Jesús

Maritza dijo...

Hay nombres,estelas,seres,PERSONAS, tan importantes que jamás serán sólo un recuerdo vago, sin sonido...Ellas pesisten creo cada vez con más fuerza en nuestro interior. Nuestro ser puede sentir los fríos de los inviernos y sus lluvias copiosas, pero el calor del alma y en el alma,es más grande que cualquier cosa.

ABRAZOS MILES, por tus bellos versos, sentidos, cargados de honestidad siempre.

Feliz fin de semana!

Meulen dijo...

Saludos maría Jesús
de seguro que si estimada amiga
mi madre en si ha sido quien limó mis pasos por la vida y es a ella mi gratitud infinita...
un recuerdo imborrable de todo mi ser ...su esencia nos sigue impregnando de amor con los nuestros y los demás...es siempre un constante reaprender...
decir no es lo mismo que hacer no?

un abrazo grande!

Meulen dijo...

Asi es Maritza
tu sentir es compartido...
y no es necesario días especiales para darse cuenta de la valía de quien te trajo al mundo...
como sea felicitaciones para ti!

abrazo grande!

Ian Welden dijo...

Preciosa homenaje a tu madre, querida Meulen.
Tu magnífico poema es un hito en la historia de la poesía comprometida.
Un abrazo grandóte desde una Copenhague que llora por su madre perdid,

Ian.