miércoles, 18 de abril de 2012

Siembra





















Cuando sembraba maíz
                                mis manos crecían
hacia el centro de la tierra
                               todos andábamos descalzos
la libertad me corría por  la sangre
                               como torrente de agua
gritos de sol
                    tierra preñada
y era de verdad libre
                   desnudos los cuerpos jugando
por lo hondo de las aguas
                  piernas elásticas trepadoras
de coigües  canelos  y  pataguas
                 danzante en las quintas olorosas
 de cerezas y manzanas
                 despertamos en multicolores llamaradas
haba enrraizada
                 frutilla encadenada
en la sustancia de la tierra
                 quedó mi niñez sembrada...

10 comentarios:

tecla dijo...

Yo también tengo mi infancia sembrada en la tierra. Seguro que a estas alturas de la Vida, tus raíces y las mías crecen ya cogidas de la mano.
Qué hermoso poema, Meulen.

MAJECARMU dijo...

Meulén,tu infancia,como semilla y maíz recorre tu recuerdo y se hace vida de nuevo en el sol,en la tierra y en el agua...Magnífico poema,que te une a la naturaleza y elevas al cielo como plegaria de acción de gracias...Y el cielo nos llama y venimos a ti,emocionados al leer y sentir la belleza y el arte en tu alma,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu inspiración y buen hacer.
M.Jesús

Primavera dijo...

Por suerte mi padre tiene un pequeño huerto y arboles y un pequeño jardin los cuales siempre le gusto que le ayudaramos que aprendieramos amar la tierra y lo que sale de ella...
Es hermoso ver como crece una semilla hasta llegar a ser admirada.
Hermosa poesia como siemrpe un placer pasarme por tu blog y deleitarme con tus letras.
Besitos

lichazul...elisa dijo...

somos las gentes del maíz!!
toda esta América morena
cuna y maná plantado en los siglos de toda la historia que nos sigue fecundando los versos querida Magdalena

abrazo y feliz fin de semana

Samuel Rego dijo...

Algunos nacidos en el asfalto envidiarán profundamente esa experiencia de vida. No se puede ser feliz a plenitud desconectado de la savia de la tierra

Un abrazo querida Magdalena

Meulen dijo...

Tecla
que hermoso lo que escribes amiga
se siente de verdad tu raíz florida...
el amor a nuestra madre naturaleza y el respeto es lo que la hace poderosa en nuestra existencia

a ti mi mejor abrazo!

Meulen dijo...

Mariajesús
crei en medio de la natualeza a pie descalzo
de ella aprendi lo mejor
y de ella hice fundamento mis miradas...

un abrazo grande!

Meulen dijo...

Primavera

aprendemos del otro y que mejor profesores que nuestros padres
quieens saben de donde venimos y nos hacen fuerza
para querer y respetar lo que nos da la vida...

la siembra es buena si es en tierra fértil y es ahi donde debemos procurar tirar siempre la semilla

gracias!

Meulen dijo...

Elisa

America Morena
toda tú , yo y los demas...
que ojala sea un decir que ahondara en nuestra profundas miradas
que se necesita
que es relevante y necesario fortalecerse en ello!

mis respetos!

Meulen dijo...

Amigo Samuel

tu entender es el mio
y gracias a ello sigo respirando!

un abrazo grande!