miércoles, 1 de febrero de 2012

Clamores...


Sobre las olas del mar rugiente se oyen los clamores
De los que huyeron del espanto
De caminar descalzos
y abandonados sobre la tierra
...[...........]
El pulsar 
          de la vida
                          es
                                intenso…
 ....... 
Mas  la noche nunca termina
De cerrar sus ojos sin luz!



22 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Tremendo tu poema,Meulén...
El mar grita como madre,consciente del peligro y desgarro de sus hijos...Y la noche trata de calmarla,siempre en vela...

La naturaleza nos dá sus toques,su fortaleza y su aliento siempre...

Mi felicitación por tu unidad con los elementos,tu profundidad y sabiduría.
Mi abrazo grande siempre,amiga.
M.Jesús

Meulen dijo...

Gracias María Jesús
este es un poema que salió de pronto...
quizás en recuerdo de aquellos que parten sin remedio
y en forma sorpresiva...
y nadie esta preparado para ese abandono de aquella manera...
No se son tantas cosas que se podrían decir...

Un abrazo para ti!

elisa...lichazul dijo...

el mar es el nido primigenio, a él vuelven nuestros cantos
aunque a veces nos zarandea la existencia toda
se aproxima un febrero 27 y volvemos una vez más los ojos a ese horizonte que se pierde y en el cual colgamos esperanzas siempre

precioso poema Magdalena
felicitaciones


besitos y luz
gracias por avisar, cuídate y estaremos atentos pa'l regreso:)

"Romu" u (Omar) dijo...

Preciosos versos, "mas la noche nunca termina de cerrar sus ojos sin luz" pocos versos mucho de ese caracter desasegado poetico! Un gusto haberte encontrado colega poetica!

"Romu" u (Omar) dijo...

perdon he querido decir desasosegado, linda fabrica de versos tienes en este blog!

Meulen dijo...

Elisa
verdad que el mar conjuga todos nuestros sentires ...los alegres...los funestos...los visionarios...
la vida misma palpitando
en aquellos que se fueron en sus olas
para nunca más volver...

y el canto de la vida les llama!

gracias!

Meulen dijo...

Hola Romu
un gusto que hayas llegado a esta
página ...espero te quedes
prometo seguir tus lineas

por un tiempo estaré fuera si...
pero yo siempre estoy con quienes están conmigo!

saludos cordiales!

tecla dijo...

Los clamores rugen, Meulen. Aún desde mucho antes de que nosotras naciéramos, los lamentos nos gritaron.
Y muchos muertos andan perdidos sin hogar por los caminos y las alcantarillas.
Yo los siento y les oigo.

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Un poema fuerte y profundo metáforas exquisitas y un contenido que conmueve. Infinitamente bello y visceral. Saludos y felicitaciones.

stella dijo...

Un intensisimo poema querida
eulén, llegar a tu casa es saber que voy a descubrir belleza en tu poesia
Un grab abrazo
Stella

Leni dijo...

Inmenso como el mar Meulen...
Todo lo que anida en las olas sin regreso...

De una fuerza que oprime el alma

Un gusto leerte

Beso enorme cielo

SANTIAGO LIBERAL dijo...

mi querida amiga, hermoso el poema, me quedo con el verso:
mas la noche nunca termina de cerrar sus ojos sin luz.

Un abrazo amiga

Liliana G. dijo...

Impresionante, conmovedor. Un poema que sacude las fibras al compás de esos clamores desesperados, y allí nomás, el mar, dejando fluir sus aguas pero quedándose con el sentimiento a vena abierta. ¡Estupendo!

Un beso enorme, querida amiga.

Meulen dijo...

Tecla
pero que terrible para aquel
que nunca encuentra paz!

un abrazo amiga!

Meulen dijo...

A los de Villa Maria...

mi gratitud por vuestro decir!
un abrazo!

Meulen dijo...

Gracias Stella

sabes que siempre te tengo presente!

Meulen dijo...

Gracias Leni
sin dudas esos clamores
trascienden la vida
aunque a veces los vivos pasemos por alto
sus lamentos de nunca acabar

un abrazo!

Meulen dijo...

Santiago
que gusto de verte!

los que nunca duermen
ya sabes amigo jamas descansan!

abrazos!

Meulen dijo...

Liliana
muchas gracias por tus palabras
las agradezco de corazón!

abrazos!

Meulen dijo...

Mi gratitud a los que dejan sus palabras

estoy de regreso por unos días ...
así que ya los visitaré...

mi abrazo grande como siempre!

Ian Welden dijo...

Muy poderoso tu poema querida Meulen.
Me gusta mucho la diagramación porque le da aún más fuerza. Es como leer tus pensamientos.

Un abrazo desde Copenhague hoy sumida en la neblina,

Ian.

Meulen dijo...

Saludos Ian
un gusto grande en compartir contigo
un poema de clamores...
el clamor que nunca nos abandona...

por aquí aún el sol es generoso, aunque a mi no me gusta en demasía , valoro su color
sobretodo por las mañana y las tardes!

abrazos!