jueves, 29 de septiembre de 2011

Me encontré un duende...



Antes que el otoño se lleve el último esplendor sin retorno
afané buscando los instantes fecundos de su presencia
desdoblando calendarios inconclusos por donde quizás atrapada
quedó la historia desde ayer al hoy sin retorno...
y me llevan a esos lares cuando deshojaba margaritas
convenciendo a la musa de los tiempos que aún no era hora
aunque el viento ufano repetía nombres
y el agua murmuraba en arrullo las lejanas letras de unos signos...
todo ocurría por esa porfía de perseguir pájaros azules de lunas encantadas
y así la mariposa de mi pecho se hizo vagabunda e incógnita
incontrolable buscaba respuestas por senderos desconocidos y lejanos...
y al parecer,  nada pude entender entre los brillos del arroyo
y el zumbido de las cofias amarillas...
Y en tiempo de tormentas quizás apenas pude distinguir
entre rayos y rayos,  la huella de unos pasos miniaturas
mas... tras la luna llena le vi correr desenfrenado ...
de reojo quizás logró mirarme , quizás...y se prendó mi alma
ella desde siempre  lo sabía...?   (....)
[aunque en los campos se cuentan historias imaginarias]
pero de alguna manera yo le sentía vibrando en pétalos
entre esas flores salvajes de mi campo
o en las gotas resplandecientes del arrayán maduro y tanto más...!
tal así que supe de su sabor al exprimir el agridulce del michay...
...todo a su tiempo se rebela
embrujo...misterio
recorriendo caminos desconocidos le atrapé
ya sabía que venía de otros lares ...de otras aguas
aunque su sustancia era la misma como mi tierra...
mi duende al fin se hizo verbo
y aunque le siento estremecido...
pienso a veces que se bajó de la luna embrujada
para jugarme una treta ...
Me encontré un duende ...
y por ahora no me queda más que cuidarlo...
^................*

12 comentarios:

SENTIR LA POESÍA dijo...

Los duendes están en los corazones tiernos y sensibles, así que si diste con uno, enhorabuena, Meulén.
José

MAJECARMU dijo...

Meulén,esa consciencia de lo espiritual,esa intuición mágica y "divina"te lleva a encontrar el "duende,el espíritu y la musa"que te inspira y te susurra al oido tantas palabras y versos...Seguramente que sonreirá al saberse "descubierto" y leerá entre lineas tu alegría,tu emoción y tu agradecimiento.
Mi felicitación por esa grandeza interior,que te mantiene con los pies en el suelo y tu mente tocando cielo.
Mi abrazo y feliz fin de semana,amiga.
M.Jesús

Jan Puerta dijo...

Hay veces que un poema es simplemente magia.
Un abrazo

Liliana G. dijo...

Encontrarse un duende no es poca cosa, es asir los sueños que perseguíamos en nuestra niñez con el inconfundible sabor de ternura en la boca y el corazón.

Bello, muy bello, Meulén, y muy tierno.

Meulen dijo...

saludos Jose
bueno los duendes nos llenan de magia
y eso nos hace ser mas comprensivos al mundo
que vivimos...
saludos!

Meulen dijo...

Gracias MAria Jesus
en realidad ese duendecilo se las trae
creo siempre ha estado por aqui y por allá...a veces jugandome jugarretas adredes para confundirnme o hacerme rabiar...pero le he pillado
en algo el punto y o sostengo
como es diablillo y mágico
de pronto igual se me puede volar no??

Da para largo y tendido hablar de él
...y de sus andanzas...
gracias ami
siempre es tan entrañable verte por aqui!

Meulen dijo...

Hola Jan
que bueno es verte!

abrazo!

Meulen dijo...

Liliana
asi es ...y quien persiste al fin
concreta la magia del corazón
que es lo que mas nos deja plenos...
abrazo!

tecla dijo...

Magia, Meulen, magia pura. Los duendes en otoño andan escondidos debajo de las hojas que perdieron los árboles.
Creo que es mejor que le dejes que se cuide solo.
Igual así se siente más libre.
Una gozada leerte, mi amiga de musgo y yerba.

elisa...lichazul dijo...

cada quien posee un duende, lástima que a veces anda muy escondido de nuestros pasos y nuestros ojos
pero asoma, siempre asoma cuando uno menos se lo piensa

besitos y buen inicio de semana

Meulen dijo...

Hola Tecla...
creo tienes razón amiga
después de todo nunca se sabe con el género mágico masculino...

ver para creer...
besos amiga!

Meulen dijo...

Hola Elisa

y claro que es así
y ojalá sea para acompañarnos mejor

nada más que eso!

un beso grande amiga!