lunes, 12 de noviembre de 2018

Melissa

Cuando solo palabras pueden apenas atisbar la inquebrantable verdad ,que sacude a una parte de esta Tierra...(en Siria mueren cientos de niños cada día...)


Cada día despertamos haciendo frente a la vida.. a la nuestra, lo que somos y vivimos
y lo que nos permiten vivir otros tantos,como somos una sociedad , cual sea ...vamos dependiendo de como se amoldan a las cosas, los sucesos de la historia ,que mueve a millones por este mundo...y nosotros entre ellos.

Imbuidos en nuestros propios dilemas,más de las veces nos olvidamos,que hay otros que si la pasan tremendamente mal y lo peor es que no es por una enfermedad natural
o un desastre natural que deja sus secuelas, sino esas atrocidades de este tipo(de la guerra), son las peores, porque son las que causa el mismo hombre ,sobre el hombre ...
sin importan más que el pobre orgullo de ganar...


Melissa (Abeja- de pura miel)

Tiene seis años
recorre una casa 
semidestruida
en un balcón observa
lo que se mueve bajo sus pies
soldados con metrallas
que pasan de prisa
defendiendo un sector
de la ciudad destruida
ella vive con sus padres
...cada uno viviendo 
la cruenta historia
ellos se quedaron 
para ser mudos testigos
   del dolor 
         de la injusticia
de la crueldad 
      del hombre desatada

Mas ella solo quiere jugar
toma un arma entre sus manos
(es para protegerme-
dice- con determinación)
y se dirige a otra casa en ruinas
 a ver  si encuentra algo
con que jugar...
tropieza con osos de peluches
quiere llevarlos con ella
dice " los cuidaré
hasta que vuelva su dueña,
ella debe extrañarlos
y ellos están muy solos..."
Mas se arrepiente
se siente intrusa
profanando un sagrado hogar
donde las cosas deben permanecer 
porque tienen dueño
y aunque ella los quiera
se convence
que no esta bien hacerlos suyos
mejor se quedan aquí
esperando...
¿quién recibirá a su dueña
cuando vuelva?
¿Con qué jugará a su regreso?

Ella teje sueños azules
en medio de la desolación...
Como su nombre
ella a pesar de todo
aún no pierde su dulzor...

Meulen/2018


12 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Cuántos ángeles entre las ruínas, que produce el orgullo y el egoísmo del hombre...Absolutamente conmovedor, amiga.
Los niños maduran ante el dolor y la destrucción y los mayores se desesperan, sin saber qué hacer...
Tu poema nos llega al alma, Meulén. Qué lejos están y que cerca de todos nosotros, que a veces sufrimos por simplezas y vanalidades. Que la Providencia los proteja y los bendiga a todos.
Mi abrazo y feliz semana, amiga.

Meulen dijo...

MARIA JESUS

Gracias por coincidir en conciencia humana , de aquello que nadie esta fuera, ni está libre ...dado los tiempo ,los cambios y la desproporcionada reacción que muchas veces tienen los seres humanos frente a sutiles circunstancia, se responde a veces en forma prepotente, altanera y arbitraria , sin importar los demás , más que su propio fin en si mismo...

Cuanto más esa desproporción lleva a semejantes flagelo...terrible pero cierto en este hoy y como no se aprende se hace suponer que desde tiempos pretéritos al hoy y mañana seguirán cometiendo los mismos yerros.

Gracias y estés bien.

Franziska dijo...

Conmovedor es lo que nos cuenta tu historia y tu poema. Real y sin entrañas son las guerras. Algo que los pueblos tienen que lograr que ningún mandatario pueda enviar a un pueblo a la guerra sin que el pueblo lo quiera y lo consienta...las excusas para hacer una guerra suele ser siempre la defensa de la Partria cuando, en realidad, está muy lejos de ser la verdad.

Me ha gustado mucho el poema que le dedicas a Melisa. Un abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

Que triste y que real lo que cuentas.... Y las guerras no terminan.....Saludos

Kasioles dijo...

Niños que se hacen adultos ante tanta miseria y dolor.
Cuando aún tenían que jugar con sus juguetes, sufren la desolación.
Hay gobiernos que carecen de corazón.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

lillymarmat dijo...

Afortunadamente la guerra en Siria llega a su fin. Aún quedan ciudades tomadas por los rebeldes o por soldados kurdos que también luchan por tener un país propio en algún lugar de la tierra.
Per, habrá siempre otras guerras donde los niños sufrirán.

Meulen dijo...

Franziska
Sin dudas no es posible encontrar razones en hechos asi, sino solo sinrazón ...y el resultado de ello una terrible tragedia para quienes nunca,buscaron estar en esas circunstancias horrorosas...pero nunca hay que olvidar
Esta,niña como cientos es real existe...o quizás ya no...porque desde que vi aquel reportaje ha pasado tiempo y ella estaba en medio de ese horror ...es la hermana menor de Sophia

Gracias por dejar tu sentir.

Abrazos.

Meulen dijo...

Sandra

Asi es
Hay miles que viven en ese terrible dolor
Nada se compara al flagelo de una tragedia de eses tipo.

Tú, estés bien

Meulen dijo...

Kasioles
Todo es muy desolador sin dudas
Nada se compara a esa devastación y lo peor provocada por los mismos que han elegido que los cuiden ...pero cada país se debe a su historia ...
No se puede tapar una verdad así.

Cariño para ti.

Meulen dijo...

Liliana
No se bien si esa guerra llegue a su fin...da igual para aquellos que han sufrido tanto y seguirán sufriendo las secuelas...lo peor, ellos los que quedan al final más de las veces nunca se recuperan.

Espero estés muy bien.

carmen estany dijo...

Los horrores de las guerras dejan casas vacías,niños huérfanos,madres desconsoladas,tristeza y miseria. Las guerras son provocadas por intereses y ambiciones de hombres sin escrúpulos y las sufren los más humildes e indefensos.
Las guerras son crueles y hasta el nombre debería desaparecer del diccionario.
Todo lo que has escrito es conmovedor y hay que rezar por las víctimas de las guerras.
Un abrazo Magdeli

Meulen dijo...

Carmen Estanay
Mucha tristeza sin dudas es esta realidad, uno sin embargo no puede no dejar de decir...
Que del dolor se aprende ...pero no se de este gran flagelo para los mas sufrientes que están ahi viviendo a diario ese horror.

Y por ello también uno no puede no dejar de decir frente a esto.

Abrazos.
������������