viernes, 8 de julio de 2016

Hilos.

(foto de mi estimada tía Silvia , hilando en casa)

Hilos que se asemejan a las largas estelas
de las nubes de niebla soñolienta
por el frío invierno 
newen mapu latente...

reseco el cardo se duerme al fin
su esplendorosa cabeza regada por la tierra
así , se bebe el agua la última mosqueta
y se rocía en lágrimas de la patagua
la sustancia que reverbera el campo
semillando su flor...

todo es un pálpito que no se detiene
nos da otra oportunidad
para repensar el cómo vamos caminando
por las huellas que nos legaron los otros
por la voz del ave resonando en el corazón...

como antes y ahora
en un hacer compartido
se estira y se ovilla
como abrazo amoroso
el blanco vellón
que luego será el cobijo
de los huesos y de la carne
y agradecemos por seguir hilando
por seguir sangrando
en los colores de las raíces
de las hojas , del tronco
por seguir teniendo la manta
tejida desde tus manos abuelas
para sentir en el sueño el fuego
de tus tactos
y sentir ese placer infinito del calor 
en las noches del frío invierno...

Meulen/2016

 

18 comentarios:

Magdeli Valdés dijo...

saludos estimados(as)

De regreso con la red, ya saben a veces esto se complica , pero es bueno volver a tener la libertad de escribir y navegar sin problemas y espero sea permanente.

******************************
En estos días me doy a el noble trabajo de hilar lana de oveja tal cual aprendí esos menesteres de pequeña
y en ello comprender mejor su enseñanza ancestral y valiosa
como de hilar y sacar el color a los vegetales para teñir la lana ,,,y con ellos sentir
que se tiñe de vida ,de color
de armonía y de paisajes nuevos
el entramado que florecerá de mis manos trabajosas...

(En foto puesta está mi tía hilando en mi casa)

Gracias por estar!

Magdeli Valdés dijo...

Mi tía ya cruza mas de 80 años...es un orgullo para mi , verla caminando por sus tierras cada día, donde además de conservar sus tradiciones , siembra huertas generosas en legumbres y vegetales ,como de un magnífico jardín...

A sus años, ella es un agente activo referente y respetado en la comunidad donde vive y ha vivido toda su vida.

Gracias querida tía por dejar tu hermosa huella en mi hogar!

Con amor infinito...mi gratitud !

Buscador dijo...

Vuelvo con mi memoria a aquel niño de escasa edad que era yo. Cuando mis abuelos me llevaban de visita a sus amigos de los cortijos en un frío invierno...y cuando bebía leche de cabra con azucar...de aquella chimenea de lumbre que me hipnotizaba con una hogaza de pan que me sabía a gloria y mis sentidos se abrían a la vida...

Me encantado su poema. Hoy estamos en mi pueblo a mas de 40 grados de pleno verano pero por un momento, el significado de la vida volvió a quella época donde todo estaba por descubrir.

Un beso.

Sara O. Durán dijo...

Qué buen que andan tejiendo, hermosa imagen que nos compartes de tu tía, para tus espléndidos versos.
Un abrazo, Magdeli! y gracias.

CRISTINA dijo...

Una poesía llena de mucho significado, seguir hilando para que jamás se corte ese hilo de nuestros antepasado, como hacían nuestras abuelas, para mantener sus tradiciones, usaban los tintes naturales que son el color de la tierra.
Magdeli, tu tía se la ve estupenda, Un cálido abrazo.

Ilesin dijo...

Un bello poema con un canto a tus ancestros y a sus tradiciones que son parte de la esencia de uno.
Besos

Conchi dijo...

Preciosa poesía Magdeli un hermoso canto a la esencia de tu país. la foto de tu tía Silvia me ha encantado. La única vez que vi hilar manualmente fue en Rumanía.

Un beso.

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Buscador

pues es en esa memoria donde nosotros somos realmente lo que somos
la historia de nuestra gente vivida y potenciada a cada paso
sabedores que debemos seguir cruzando el paso d e la vida..

estar con los nuestro es la mejor medicina a todo problema , pues con ellos se fundamenta
lo que realmente importa y por lo que si merece la pena luchar.

gracias.

Magdeli Valdés dijo...

SARA
del tejido aprendimos desde las mayores
ahora ellas lo son
y seguiremos nosotras para los que vienen ...

un abrazo!

Magdeli Valdés dijo...

CRISTINA

Gracias, a ella parece los años no la tocan...
se maneja muy bien sola por sus tierras...
y bueno aprovechamos nosotros de estar con ella
vivir momentos intensos desde el corazón...

besos.

Magdeli Valdés dijo...

Ilesin

así es ...espero que esas palabras
aun me sigan por todo lo que me queda de viaje...
bss

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Conchi
pero mira que bien
en mi país Chile es un trabajo de muchas mujeres de campo y también de ciudad que reviven en el telar las viejas tradiciones transformándolas en una nueva mirada...
una cultura que seguro permanecerá en el tiempo.
gracias.

lillymarmat dijo...

Qué valiosa es esta foto y este poema que nos muestra como se siguen las antiguas tradiciones de nuestro campo.
Hace años me regalaron una frazada tejida a telar por una señora de Pupuya, cerca de Navidad. Nunca he tenido algo más calientito y lindo que esa frazada.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Meulen!!!

Preciosos versados basados en hechos reales y magistralmente plasmados, amiga. En mi pueblo, también mi abuela y mi madre hilaban la lana de las ovejas para luego tejer ropas de abrigo para el invierno.

Mas eso es pasado, mueren las personas mayores y los jóvenes ya se agarran a la modernidad, aunque ésta sea perjudicial.

Me ha ha encantado pasar por este bonito espacio.
Te dejo mi inmensa gratitud y estima.
Un abrazo y hasta septiembre, amiga.

Se feliz. Desde mi refugio de descanso.

Magdeli Valdés dijo...

Lilian
Pues si estimada
en el caso d emi gente aún se sigue haciendo esa labor
pero es para tejer combas, medias y no estoy segura que ponchos...

mis tías la usan en esos trabajos
e igual les mandan a hilar por ser muy avezada en ese quehacer.

besos.

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Marina

tal cual dices
una tradición que no debería morir...
al menos siempre habrán personas que rescaten este tipo de trabajos...con otras miradas , pero muy necesario
en algunos lugares o zonas de mi país , esto es una cultura muy arraigada.

gracias.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

hilos rojos nos unen Magdalena
así es y así será siempre
bss

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Elisa

a tiempo ah!

los hilos de la vida...

me encantan las lanas naturales, sigo hilando

ahora al pie de mi estufa sureña...!