viernes, 24 de junio de 2016

Sueño.



Mi sueño viene desde el arco iris
encadenado a las voces del árbol
y del treile mañanero...

la llovizna difusa me conversa 
de ese lugar nunca olvidado
donde creció la semilla del nombre primero
y en los ojos del ave
diseminó su rayo
sobre toda la Tierra...

y en un trino de zorzal me llama como antes
desde el pozo de la casa del abuelo
y allí está,  en la puerta silbando la amanecida
caminando descalzo la arboleda
cuidándome como antaño el sueño...

Meulen/2016



15 comentarios:

Magdeli Valdés dijo...

Tomando las cosas de la tierra que nos vió nacer
que nos permitió el primer respiro...
agradecer por lo donado...
por ahí vamos caminando
de esa mirada nos nutrimos a diario

saludos a todos los que leéis estas palabras
estamos siempre conectados
les dejo el aprecio de siempre...
gracias por seguir el hilo de mis pensamientos.
Meulen.

Magdeli Valdés dijo...

Caminando juntos ...el sueño que nunca muere...
la vida...

Ilesin dijo...

Que bellas palabras y es que en esa conexión con todo lo que nos rodea es donde existe la fuerza de la vida.
Besos

RECOMENZAR dijo...

Sos un oasis para mi que te leo.
Tus letras alcanzan quizás tus sueños

Ernesto. dijo...

No cabría decir que el sueño no tiene vida propia, la tiene y la experimentamos. Si es de risa, reímos, si de llanto, lloramos. Si es bello, bello, si feo, feo. Pero hay algo del sueño que es más real que lo dicho. Su condición de "sueño". Y todos sabemos, pero sólo cuando "despertamos", que lo soñado, bello o feo, risas o lágrimas, no es más que eso. ¡Sueño! No realidad.

¿Soñemos? ¡Soñemos! Al fin y al cabo vivimos el sueño de algo que nos abarca a todos y en todo.

¿Entonces? Sólo seamos conscientes de que suceda lo que suceda no es más que eso: sueño. Para vivirlo, sí, pero no para apegarse a ello como si nos fuese la vida.

La vida es otra historia.

Un abrazo, Meulen.

Buscador dijo...

Qué preciosos recuerdos que son sueños. En mi memoria hay arboles jamás soñados pero, vividos como en un sueño...Tu recuerdo se expande inpregnandonos de sentimientos.

Un beso.

Conchi dijo...

Tu poema me ha traído muy buenos recuerdos Magdeli, de pequeña en el patio de casa había dos árboles frutales a los que le tenía especial cariño.

Un abrazo desde Barcelona.

Sara O. Durán dijo...

Nos provees de mucha fuerza al leerte.
Muchas gracias.
Un beso.

CRISTINA dijo...

Cuando sentimos paz en el alma, sentimos sosiego y serenidad. Nuestros sueños es un punto de conexión con los otros mundo, y también es un viaje hacia el sí mismo. Lo importante es ser conscientes del sendero que tomamos, y empezar a recorrerlo, respetando todo ser vivo.
Un cálido abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Estimados (as) amigos(as) poetas

mi saludos respetuoso de siempre..

Me disculpo por no poder acceder a sus escritos...

tengo muchos problemas con la red en mi hogar...donde escribo con calma y tiempo,cuando me doy a leer vuestras creaciones para poder comentarles con toda tranquilidad sus trabajos...
y responder sus comentarios como siempre

No se bien cuando podré tener acceso si dificultades.

Por ahora robo un tiempito a mi trabajo y les respondo aquí

espero me comprendan y ya llegaré a vuestras casas

con el aprecio de siempre!

Un gran abrazo!
Meulen!

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Ilesin

es caminar la vida por donde se fundamenta lo que eres...

Mucha

agradezco siempre tu deferencias...
gracias

Magdeli Valdés dijo...

saludos Ernesto

gracias por estar

todo es parte de la vida que caminamos...

somos un sueño permanente en el trascurrir del espacio tiempo...

Magdeli Valdés dijo...

Saludos Buscador

como dije antes
nada está fuera de nosotros mismos...

Magdeli Valdés dijo...

Conchi

pues seguimos en esas miradas...es revalidar lo que somos....


SARA

a ti gracias también por estar aquí

Magdeli Valdés dijo...

Cristina

crecemos como nos han formado desde pequeños
pero también por ese descubrimiento a diario que se despierta de lo que es nuestro ser...

gracias