lunes, 7 de diciembre de 2015

Tu dulzor para vivir...


Así , a lo alto
riendo en la rama
sintiendo el aleteo
gozoso de tu alma
que  te di  raíz
que te di savia dulce
vertida de luz la entraña
gota en gota el lirio floreciendo
amoldándose al unísono
voz y fuego 
la pequeña que sueña
junto a la sabia
cosecha de perlas rojas
aretes de mis ramas...



Te beso en la sombra
cercana o lejana
envuelta en el tul
vestida de azul
sonrisa al viento
la pureza delatada
y se estremece mi raíz 
que en tus manos regalas
la energía de tu ser
la ambrosía de todo el amor
de tu beso esparcido
deshaciéndose por el fruto maduro
y seguirá soñando la niña 
su nido en mis ramas...


Te estremece la sustancia
el árbol en la semilla desgranada
en el aleteo del ave
alimento generoso
por décadas regaladas
sea en el silencio
el cúmulo de recuerdos
bordados de canciones
de fragancias
esparcida en la sangre celeste
renaciendo bajo tierra
la preñez anunciada
sea una oración que se haga
nutriente y vida
donde permanecerá 
la fuerza fecunda
de la chispa viva
que nos reencontrará 
en otro mañana...

Meulen/2015




Poema en homenaje a los cerezos plantados por mi madre, que cada año cosechamos en familia.
La primera y la última foto son de uno de los cerezos.





25 comentarios:

María Perlada dijo...

Vestida de azul entre dulces sonrisas besando la vida llena de color y vida.

Me encantaron tus versos.

Un beso dulce de seda.

maria del carmen nazer dijo...

Qué bonito Meulén !
Esa niñita es toda amor en azul. Pura delicadeza.
Un gozo leerte.
Un abrazote

Kasioles dijo...

Fotos y poema, una preciosidad para releer y no cansarse.
Yo también tengo algún cerezo, pero también muchos pájaros, siempre llegan antes que yo y me dejan la semilla del fruto colgando del árbol.
Que tengas felices días con tu familia.
Abrazos y cariños.
Kasioles

Tesa Medina dijo...

Qué suerte tener cerezos propios y además plantados por tu madre, cada cosecha debe ser para tí como una comunión con la Tierra, algo romántico, profundo y lleno de simbolismos,

Qué bello homenaje entre cerezas, recuerdos y poesía.

Un beso,

CRISTINA dijo...

Hermoso homenaje que haces a esos cerezo plantados por tu madre, ella con su amor incondicional paciencia y ternura, penetra en el corazón de la misma tierra. Para fecunda más tarde en eso cosecha de flor de cerezo.
Que bello poema! Hermoso como la flor.
Un abrazo.

lichazul alqantar dijo...

me encantan las cerezas con frutillas y yogurth jejeje
hermoso y radiante poema Magdalena
un canto a la vida

abrazos y buena semana

Magdeli Valdés dijo...

MARIA

en ese beso de vida
que fluya siempre lo amado...

Magdeli Valdés dijo...

MARIA DEL CARMEN

gracias por tu bondad...

tengas paz en tu corazón

Magdeli Valdés dijo...

KASIOLES

Que gusto compartir con alguien que sabe de esos cerezos
y de esos robos de las aves...
mi madre decía que todos merecemos alimentarnos
a ella no le disgustaba que ellos comieran d esus cerezos
por eso cosechaba prontamente...y compartía...

gracias!

Magdeli Valdés dijo...

TESA

PUES ASI ES COMO DICES
mi madre era una hortelana muy productiva
la huerta fue su afán siempre
ganandole a caracoles, aves y roedores...

al alba levantaba para mantener todo limpio y sano...

Magdeli Valdés dijo...

Cristina

por esa huerta me crie y ayudé a plantar mucho d e lo que hoy tenemos
por ellos me gozo en obtener frutos...y flores

gracias

Magdeli Valdés dijo...

ELISA

me dio deseos de tus encantos de comer amiga
también hago eso de vez en cuando
ahora es tiempo de estas frutas
y hay que aprovecharlas...
gracias!

Ernesto. dijo...

Así, a lo alto, donde lucen las cerezas rojas de la vida que la niña cuelga en sus orejas inocentes...

Todo un mundo por vivir. Todo un mundo por descubrir... Ella, tú, yo...

Bonito poema, Meulen. Vital.

Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Meulén, tu poema asciende al universo como una oración de gratitud y vida...Ahí en tus cerezos está la esencia de lo más querido, tu madre...Ella sigue cerca de ti, regalándote con la tierra su amor y sus frutos...Mi felicitación por tu hermoso y profundo poema, amiga.
Mi abrazo de luz y mi cariño.
M.Jesús

El collar de Hampstead dijo...

Qué hermoso y qué tierno...
Me emocionaste.

Un beso.

lillymarmat dijo...

Qué buen homenaje a estos cerezos. Tú dices que sus frutas son perlas rojas o sonrisas de niño entre las hojas verdes. Una imagen muy linda.
En todas tus palabras se siente la pujanza de la naturaleza, de la savia que recorre el árbol y lo hace estallar en estas llamitas rojas y dulces. Muy buen poema. Como siempre, transportas.
Lillian

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Un hermoso poema para un fruto maravilloso y que se hace más significante al haber sido plantados por un ser tan especial para ti.

Abrazos.

Marina Fligueira dijo...

Sabes, yo de niña también colgaba las cerezas en las orejas. Nací y crecí en medio de abundantes árboles frutales donde había muchos cerezos que nos endulzaban la existencia.

Bueno, el poema como siempre es una maravilla, tienes mucha fuerza de inspiración y facilidad de plasmar bellamente tus frases poéticas. Mi felicitación por ello.
Ha sido un inmenso placer pasar a leerte. Te he dejado un comentario en otro el otro sitio donde pones lindas fotos, pero le di a publicar y yo no vi en comentario por ningún lado. Y es que no me entiendo por esos lares.

Te dejo mi gratitud y mi estima.
Un abrazo grande.

Felices fiestas navideñas y un muy próspero 2016. Que todos tus sueños se hagan realidad.

Esteré un tiempo sin ponerme al ordenador, por receta médica.



Magdeli Valdés dijo...

SALUDOS ERNESTO

Fue una ocasión especial ese día...junto a mi estaba mi sobrina menor ...subió al cerezo como lo hacia su abuela...
de ahí la alusión a la niña..

Magdeli Valdés dijo...

MARIA JESUS

lo siento así tal cual lo dices tú, y tengo que contarlo a mi manera de poesía...esta es una vivencia reveladora para mi
así será cuando coseche ciruelos ...tiene frutillas además de sus rosas...
gracias amiga
que tengáis un feliz viaje!!

Magdeli Valdés dijo...

CARMEN

será por lo hermanado , ja voz de la tierra y la madre
gracias!

Magdeli Valdés dijo...

Lilian

Pues si...el árbol ya está muy viejo, este año dió muy poca fruta ...así que hay que replantar su nueva descendencia ...la semilla ...su fruto es muy dulce ...a mi madre le encantaba este cerezo...
siempre será lo mejor para nosotros.

Magdeli Valdés dijo...

R.H.Lizarazo

gracias
mi madre nos donó el fruto del esfuerzo, dedicación y trabajo...era amante de las cosas buenas de la tierra
y en todo ello sigue viva---

Magdeli Valdés dijo...

MARINA
Igual que tú
de niña me enseñaron a cuidar y cosechar frutos d e los árboles
con una tía plantaba una gran huerta y la cuidaba ...se de siembra y cosechas , pues fue parte d e mi vivir...
en casa mi madre siguió con la misma enseñanza
mis palabras son apenas ese homenaje que se cuela por el sentir
cada vez que viajo a mi casa materna
y me reencuentro con los míos
y gozo de los regalos dejados por ella
gracias estimada
y si vi el comentario en G*, está ahí , así que no te preocupes
en esa red publico muchas cosas en especial mis fotos de mis plantas, viajes, mis momentos especiales , las cosas que me gustan...gracias por pasar...

te deseo lo mejor siempre!

POESIAS SENSUAIS E CONTOS dijo...

Lindo poema e belo blog. Parabéns