jueves, 7 de mayo de 2015

Fuimos caminantes en silencio...



Fuimos caminantes en silencio
después de la oscuridad...del temblor
y nada parecía deshacernos 
la tristeza del asombro, 
la incertidumbre 
de una noche desvelada
el potente eco de una voz
estallando en el horizonte 
en columna incendiada 
sembrando el dolor...


















Sin embargo los caminos son disimiles
de un día a otro día
por donde se revierte el clamor...
y ella la Primera del dulzor 
la Tierra 
una  espiga entrega
un abrazador suspiro
de agua, de brisa, de flor
un hada silbando en garza
dibuja un sueño en el río
camino que se entrega al paso
azul almacén de cantos
llenando el hueco vacío del silencio
en roja campana  
que tiñó otrora una amada 
en la entrega por su amor...




y recuerda en los granos de la fruta
ambrosía de su entraña viva
la placidez al hijo e hija
brotada de su raíz el fulgor
y escribe su verso maduro
para ese otro mañana
el milagro de la vida
aflorando en la tarde
por el camino centelleante
de esos sueños que nos motivan
a recoger de su abundancia
lo donado sin reparos
al canto profundo
ese que se grabará
y perdurará renovado
como antes
en nuestro corazón...

Meulen/2015


13 comentarios:

tecla dijo...

Toda tu eres campo, Meulen, flor semilla, alma, consuelo. Vida.
Una gozada leerte.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Meulén, somos limitados y sentimos miedo y confusión en muchos momentos...Sin embargo, la tierra es madre y nos sigue ofreciendo su belleza y su fruto cada día...Ahí está la divina esencia en el pájaro, el río y la flor, ahí está el impulso y el ánimo que nos fortalece y nos alienta...Precioso y sentido tu poema, amiga...Mi felicitación y mi abrazo inmenso. Feliz semana, Meulén.
M.Jesús

lillymarmat dijo...

Es cierto lo que dice María Jesús. La tierra, de pronto se embravece y nos asusta con su estallido de fuego. Pero, después
vuelve la calma. Ella vuelve a ser la Madre por excelencia y nos brinda sus flores y sus frutos a manos llenas.

marga dijo...

Qué seríamos sin esos sueños que nos motivan...
Te dejo miles de abrazos.

PEPE LASALA dijo...

A veces sentimos miedo de cosas como la propia naturaleza, que aunque habitemos en ella, es para nosotros ciertamente desconocida. Muy bien escrito Magdeli. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Magdeli Valdés dijo...

Tecla

gusto que sea de tu gusto de campo y de flor

abrazo grande!

Magdeli Valdés dijo...

M. JESUS

TIENES RAZÓN...de ella venimos y a ella regresaremos
no sin antes dejar en cada cosa de vida un sello vivido del amor...
después de todo ,ello esta vivo en uno mismo...
gracias amiga!

Magdeli Valdés dijo...

Lilyan
estimada
estamos en ese balance
de espera algo imprecisa
nunca se sabe del todo como vendrán sus sacudones

pero de la belleza de la vida nos encontramos con fuerza y ánimo...

estés bien también!

Magdeli Valdés dijo...

gracias Marga

seguimos soñando los sueños del azul...

Magdeli Valdés dijo...

PEPE

sentir su pulso es algo increíble y aunque asusta no deja de ser una ventura verlo

gracias!

Ernesto. dijo...

Después del temblor y la oscuridad llegan las palabras de vida... De canto a la vida.

Un abrazo, Meulen.

Magdeli Valdés dijo...

Ernesto

siempre se tiene la capacidad de resilencia...solo que algunos podemos hacerla más temprano que otros

gracias!

lichazul alqantar dijo...

todo queda acá
no hay otro lugar donde nacer o morir
podemos imaginar mundos
pero todo al final queda en esta esfera que flota por el universo
riqueza y pobreza
toda esencia y todo trajín