martes, 14 de junio de 2011

Cantor de la noche triste.

Y canta el cantor  tristezas
en medio de una sala
oscura de humo y  olor a licor
y entre letras de añoranzas 
otro hombre le acompaña  a gritos
alzando ufano su copa de ron...
y un grupo de mujeres rien sonoras
parecen burlarse del improvisado cantor
el bullicio es arduo a esa hora
mas el canto de despecho se riega por la sala
y se estremecen los vasos son a son
la nostalgía  viene a refugiarse
en  los brazos del desamor,
todos de pronto parecen hipnotizados
y cantan a coro el despecho que destila la canción...
larga cadena es el dolor maniatado
que desborda en letras transidas
de despecho  y pasión...
llanto ahogado en las copas ya vacías
y solo cuando el cantor ya no canta
se apagan de una toda  voz
y pasos cansados en silencios
lentamente se van de aquel lugar del olvido
por un momento han vaciado la rabia
pero más vacío y frío  llevan el corazón...

15 comentarios:

Maritza dijo...

El dolor, como su contraste, la alegría, siempre es contagiada en cadena. Y los desahogos (tan necesarios) se transmiten fuerte, asi uno no quiera involucrarse...pero lo hacen igual.
Bellísimo (tristemente bello)...amiga.

Abrazos grandes para ti.

elisa...lichazul dijo...

el desamor es una espina muy larga
nos punza y nos perfora el ánimo y la ilusión más bonita, deja su piquete pulsando fuertemente en la memoria y en la emoción, duelen tus versos Magdalena,hay imagenes muy logradas
"larga cadena es el dolor maniatado"
"el canto de despecho se riega por la sala"
y si , la descepción y el darnos cuenta lo ilusos que fuimos en donde los sueños se podían tocar nos provocan iras y frustraciones que nos hacen cavilar en mareas revueltas

Felicitaciones por todo el sentir que nos trasmiten y que muestran a un sujeto poéticamente vulnerable, como lo somos en la realidad y que intentamos mantener debajo de algún sello protector

besitos y buen fin de semana:)
mil gracias por cada una de tus huellas, porque tienen sentido y visión profunda

Liliana G. dijo...

Tu poema ilustra la escena magistralmente, Meulén, se ve, se escucha, se palpa el desasosiego de esa gente que se aturde durante un rato para evadirse de su soledad.

¡Excelente!

Un beso grande y feliz fin de semana.

MAJECARMU dijo...

Ese cantor que eleva su copa y canta,reune a todos para compartir su pena y su canción.Por un momento todos son uno,sintiendo su tristeza y decepción.Cuando nos unimos y compartimos todo es más llevadero,crece la empatia y la humanidad.La blogosfera es un salón donde todos elevamos nuestro canto y nuestras letras,bello ritual,que nos une y nos renueva.
Mi felicitación por tu bello y sugerente poema,amiga.
Mi abrazo grande siempre,Meulén.
M.Jesús

ADELFA MARTIN dijo...

Es que el licor no ahoga las penas, como se dice, solo las pone al ladito por un rato, y cuando pasa el sopor y la algarabìa...vuelve a hundir su aguijòn...

abrazos amiga

Meulen dijo...

Hola Marutza
larga cadena es el dolor..sin dudas
que a todos los seres humanos
en algún momento de la vida nos ata

gracias!

Meulen dijo...

Elisa
a pesar de todas las frustaciones
pienso que al mi al menos me sirve
salir rápido de ellas
pues estar en esas cuitas solo me perturban el alma...

gracias amiga!

Meulen dijo...

María Jesus
un saludo afectuoso
tienes razón , el dolor se viste de muchos colores
comprenderlo es sin dudas una manera
de desaflorar su semilla
y permitir que entre la nueva luz
a nuestra vida!

que estés super!

Meulen dijo...

Adelfa
mucha razón tienes
por eso hay que salir de esos caminos
más rápido que nunca...

un abrazo!

Meulen dijo...

Liliana

esos se ve muy a menudo amiga
no soy dada mucho a ir a esos lugares
pero cuando asisto no puede dejarme de sorprender
aquella corriente que se une al cantar...

y los labios cerrados que de pronto explotan como una ola en una canción ...

besos amiga!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupendo los posts que nos dejas, un placer pasar por tu casa de nuevo.

Saludos y un abrazo.

tecla dijo...

¿Acaso no somos todos cantores de tristezas?
Hermoso tu poema Meulen. Pero dice el refrán que quien canta su mal espanta. Es bueno cantar, y más de cara a las montañas y los ríos. Son nuestros mejores oyentes.

tecla dijo...

He vuelto a leerlo, Meulen. Respira tristeza sentimiento, emoción a raudales.
Magnífico.

Meulen dijo...

Hola Sonrisa!
gracias por dejar tu huella
en este post
que de seguro te trajo algún recuerdo

saludos y abrazos!

Meulen dijo...

Ay mi Tecla hermosa!

no sabes como admiro esa manera tuya de comentar estas palabras y otras
siempre le das esa impronta y sentir
que nos deja ese reguero de paz...
y también de nostalgía

la tristeza se siente cierto
aunque aparentemente todos acudimos allí
a vivir momentos de alegría!

besos amiga!