sábado, 4 de septiembre de 2010

Trenes , eléctricas o la tierra...

Comparto una noticia que me hace llegar desde Alemania mi estimado amigo Stefan R, quien vive en la ciudad de Stugartt, donde se ha empezado a construir una nueva linea de tren subterráneo, a gran profundidad,  la cual según los manifestantes y con conocimiento,  señalan estudios , en que  ese lugar tiene muchas cuevas subterráneas y que la eventual perforación podría demoler mas de lo que se pretende , además que en su paso estaría echando abajo un antiguo parque con árboles legendarios.


Por lo demás la cantidad de millones de euros que significa ese proyecto hace una vez más poner en la balanza si es necesario o no, y también muchos se quejan que las escuelas de la ciudad están en muy mal estado y que dicho dinero se podría utilizar en mejorar la calidad de estas.


Parece mentira que en un país desarrollado y que ademas va en defensa de tantos males y terribles medidas descontroladas en el medio ambiente,  por otras partes del mundo no sea capaz de ver y solucionar lo que en su casa ocurre .


Mi amigo dice que todos los días lunes , van frente a la vieja estación a protestar y esto lo seguirán haciendo.Al menos hay voces que se levantan y unidos pueden conseguir mucho....

Aquí en Chile por fortuna se suspendió la instalación de la Termoeléctrica en PUNTA  DE CHOROS EN LA SEXTA REGIÓN , QUE HACIA PELIGRAR LA RESERVA AMBIENTAL DE LOS PINGUINOS PAPUA EN ESA ZONA 

http://www.elciudadano.cl/2009/02/10/punta-de-choros-lapidario-pronunciamiento-de-la-conaf-sobre-termoelectrica-barrancones/
Al menos este gobierno acaba de realizar algo bueno , claro que es el inicio de muchos otros proyectos que están en la mesa y que en su mayoría trae una serie de problemas ambientales en su posible puesta en marcha, veremos que pasa a futuro.

LO ÚNICO QUE QUEDA CLARO , ES QUE LA VIDA NO SE DEVUELVE CON NADA Y EN EL CASO DE ALEMANIA QUIZÁS ESO LLEGUE A PASAR Y SEGURO QUE NINGÚN TREN LES PRODUCIRÁ LA VIDA.

Si te interesa saber más sobre esto, clic aquí:  http://www.dw-world.de/dw/article/0,,5946660,00.html

No hay comentarios: